Pablo Iglesias

La dictadura venezolana

Los venezolanos ven TV3. Sólo así se explica que el 49% de los que han participado en las elecciones municipales de ayer hayan apoyado a las candidaturas del PSUV

Opinión

La dictadura venezolana

Los venezolanos ven TV3. Sólo así se explica que el 49% de los que han participado en las elecciones municipales de ayer hayan apoyado a las candidaturas del PSUV

Los venezolanos ven TV3. Sólo así se explica que el 49% de los que han participado en las elecciones municipales de ayer hayan apoyado a las candidaturas del Partido Socialista. Cualquiera que lea la prensa española sabe que en Venezuela hay una férrea dictadura, que los ricos son encarcelados o puestos frente a pelotones de fusilamiento, que masas dirigidas por comisarios bolcheviques asaltan los restaurantes McDonald’s y ahorcan a los gerentes mientras los trabajadores borrachos de colectivismo y de ron (cubano por supuesto) celebran un aquelarre en el que queman a las brujas de la burguesía. Todo el mundo sabe que es mentira que se hayan celebrado 19 elecciones en Venezuela en los últimos 14 años. Y si es verdad que se celebraron todas estuvieron manipuladas (menos aquellas en las que ganó la derecha). Todo el mundo sabe que es mentira que, en 2002, la oposición venezolana protagonizó un golpe de Estado que colocó en el poder por unas horas al presidente de la patronal. Todo el mundo sabe que tras el fracaso del golpe, las represalias del Gobierno se cobraron miles de muertos y encarcelados y que es mentira que el líder civil de los golpistas, Pedro Carmona, sea el hoy el director de una maestría en administración de negocios en Bogotá. Es mentira que el gobierno venezolano le dejara abandonar el país, le torturaron y le fusilaron, todo el mundo lo sabe, como venganza por lo que le pasó a Allende en Chile (eso otro gran dictador). Así de revanchistas son los sectarios comunistas. Es mentira que en Venezuela haya sabotajes. Es mentira que la mayor parte de los medios de comunicación sigan en manos privadas y que sean contrarios al gobierno. Es mentira que Aznar haya tratado de hacer negocios en Venezuela a través su cuñado Agag con material militar; como es mentira que su gobierno apoyara el golpe. Mentira, mentira, mentira. Es mentira ese editorial de El País justificando el golpe en 2002; pura propaganda bolchevique. Hablemos de Maduro que yo destapé la Gürtel dice Esperanza Aguirre. Mentira, mentira, Cuba, Paracuellos…

¿Qué ha pasado este domingo? El 49% de los venezolanos vota socialista y el 43% vota a la derecha ¿Cómo es posible? Está claro, en Venezuela se ve la televisión pública catalana; están manipulados. Mentira, mentira…

Más de este autor

Suárez: el político que sabía correr

Desaparece hoy un político de los pocos que encarnó la “virtú” política para ser uno de los conductores de la transición que dio origen al régimen político español actual.

Opinión

Más en El Subjetivo

Anna Maria Iglesia

Los diarios de mujeres: confinamiento y transgresión

“Cuanto me alegra escapar, para venir a mi página libre” escribía Virginia Woolf el 9 de noviembre de 1939 en su diario, que había comenzado en 1915 y que redactaría hasta el final de sus días, hasta que el 28 de marzo de 1941 decidiera quitarse la vida en las aguas del río Ouse. Escrito […]

Zibaldone