Carme Barcelo

La leña del "Mono"

Tenso e intenso. Bronco, duro y bastante agresivo. El derby que enfrentó al Atlético y al Real Madrid fue casi una batalla campal plagada de exabruptos dialécticos y físicos.

Opinión

La leña del "Mono"

Tenso e intenso. Bronco, duro y bastante agresivo. El derby que enfrentó al Atlético y al Real Madrid fue casi una batalla campal plagada de exabruptos dialécticos y físicos.

Tenso e intenso. Bronco, duro y bastante agresivo. El derby que enfrentó al Atlético y al Real Madrid fue casi una batalla campal plagada de exabruptos dialécticos y físicos. Asistimos a lo peor de cada uno y, menos, a lo mejor. En un domingo de Oscars, un guión de lo más previsible. Patadas, gestos, faltas, penaltys no señalados, peleas, desplantes, pisotones, teatro de tercera y un árbitro que se quiso llevar la estatuilla al mejor actor secundario -«llamo la atención pero sin pasarme a la par que lo bordo»- y acabó como uno de los protagonistas de la película. Pero no fue el peor.

Hubo alguien que le echó más leña a la hoguera: el «Mono» Burgos, segundo entrenador rojiblanco y hombre de carácter, por decirlo suave. Del disgusto al mosqueo, pasando por unos segundos de enajenación mental transitoria. La antítesis del autocontrol. A Gerardo Burgos se le fue literalmente la olla. Ocho personas fueron necesarias para separarlo del colegiado, al que se enfrentó de cara y de aliento. También Pepe y Godín se encararon, a pecho y perfil, reproduciendo de nuevo el tono poligonero del partido. Todo muy educativo y ejemplar para los niños. Los que aparecen elegantes en los anuncios de ropa cara después reparten leña fina en el terrreno de juego. Como la del «Mono». Esto también es fútbol. Por desgracia.

Más de este autor

El demonio de TASmania

El TAS ha dado al traste con el futuro deportivo más inmediato del F.C.Barcelona, que no podrá fichar hasta enero de 2016. Un año sin poder contratar a ningún jugador. Ello deja al club azulgrana en inferioridad de condiciones para competir al máximo nivel.

Opinión

Black Sunday

Una cuchillada por la espalda como la que mató a Jimmy. Una somanta de palos para los que siguen tolerando y mirando de soslayo la xenofobia, el racismo, la intolerancia y cualquiera de las formas conocidas de la violencia.

Opinión

Más en El Subjetivo

Ricardo Dudda

Para cuando vuelva el procés

«Para cuando vuelva el procés, habrá que insistir en lo de siempre. Hay tres cuestiones centrales en el catalanismo que lo son también del independentismo, y que han protagonizado la actualidad en los últimos meses: la lengua, el Estatut y las infraestructuras.»

Opinión