Carlos Mayoral

La literatura pierde a un gigante

Se va un gigante de la literatura porque todas estas certezas las escondía bajo una amabilidad y una sonrisa poco comunes en personajes de semejante talla. Descanse en paz. 

Opinión

La literatura pierde a un gigante
Foto: Feria del Libro Guadalajara
Carlos Mayoral

Carlos Mayoral

Un sustantivo: juntaletras; y tres adjetivos: solotildista, machadiano, puntoycomista.

Se ha ido un gigante. Cuando tratabas con él, era ésa la sensación que quedaba. Y probablemente no fuese porque legara un catálogo extraordinario, ni tampoco porque supieras que esas pupilas han telegrafiado la intimidad de García Márquez o de Marsé. Probablemente no fuese porque ese tono pausado había contribuido a que saliera adelante uno de los buques de nuestro océano editorial, ni tampoco porque fueras consciente de que ninguna excelencia literaria a este lado del Atlántico o al otro tendría que pasar, necesariamente, bajo la mirada atenta de Claudio López. Se va un gigante de la literatura porque todas estas certezas las escondía bajo una amabilidad y una sonrisa poco comunes en personajes de semejante talla. Descanse en paz.

Más de este autor

Opiniólogos

«La democratización de la opinión que han traído consigo las redes sociales implica que todo personaje, sea público o no, sea futbolista o ingeniero, prometida o cuñado, vaya ligado al juicio que exhiba»

Opinión

Baudelairianos

«Como el albatros de su obra, resultaba majestuoso al verlo extender las alas en sus estrofas, tanto como ridículo resultaba al verlo poner las patas en el suelo de la bohemia»

Opinión

Más en El Subjetivo

Gregorio Luri

El capitalismo cognitivo

«El mérito se nos ha hecho más complejo y esta es una buena noticia, porque la persona capaz de asumir riesgos no es necesariamente la que posee una mejor titulación»

Opinión