The objective

El Subjetivo

Opiniones libres de algoritmos

Opiniones libres de algoritmos

La patria de los oscuros

Seguramente sea culpa mía que veo cosas donde no las hay. Ya ve. Mi primera impresión al ver la fotografía de los tres hombres eufóricos con los brazos en alto fue el recuerdo de un cuadro. Pensé por un momento que el autor de la fotografía había sentido la llamada del objetivo de que ¡ojo! allí aleteaba una bandera. Caprichoso de mí, que se me figuraron los colores de la enseña gala. Los azules y los rojos de las camisas representaban el azul y el rojo de la bandera francesa. Los fugitivos de la imagen surgían de la noche como tres franjas de luz verticales. Estos tres caminantes simbolizaban el heroísmo de una escapada. La frontera natural que separa la nueva vida de la vida pasada es, si lo alcanzan, el mar. Esta otra, artificial, la han superado ya.

 

Como en todo, la verdad ofrece más de una cara. Por un lado, observamos el brillo en los ojos de los oscuros aventureros que dejan atrás quién sabe si un conflicto armado, un acto de cobardía, un par de injusticias o la pobreza. Por otro, la condena de la policía en Ceuta a vivir el mito de Sísifo cada vez que pretende hacer bien su trabajo y evitar la entrada masiva de inmigrantes a nuestro país. Todos desvalidos.

 

Imagine un mundo como el que soñaba uno de los Beatles. Piense cómo nos iría la vida a todos los hombres si no hubiera razones para la huida.

 

Como decía ahí arriba, la bandera de tres colores me traía un cuadro a la memoria. El cuadro de una mujer hermosa con los pechos al aire que guía al pueblo mientras sostiene un arma en una mano y en la otra su idea de patria, su bandera.

Más de este autor

Letra cursiva

“Puedo escribir los versos más tristes esta noche”. Puedo escribir como si fuera el poeta chileno y dejar caer una estrella fugaz a su ...

Más en El Subjetivo

Sorprendente

Sánchez transmite la sensación de que no sabe para dónde tirar con tal de mantenerse en el gobierno … y que la Constitución le importa lo justo