Santiago Foncillas Jr.

La reina tiene un espía

Nos hemos desayunado este fin de semana con la publicación de un SMS supuestamente escrito por la reina a un amigo suyo que anda últimamente en los periódicos pasando la pena de la “portada”, primero por un grano que le salió con la dermatóloga y por un caso de gastos indebidos en una caja, después de la que está cayendo en este país.

Opinión

La reina tiene un espía
Santiago Foncillas Jr.

Santiago Foncillas Jr.

Español y catalán. Del 64. Empresario de grandes y medianas empresas. Influido del orden y rigor germánico. Deportista. Más vale un final con dolor que no un dolor sin final.

Nos hemos desayunado este fin de semana con la publicación de un SMS supuestamente escrito por la reina a un amigo suyo que anda últimamente en los periódicos pasando la pena de la “portada”, primero por un grano que le salió con la dermatóloga y por un caso de gastos indebidos en una caja, después de la que está cayendo en este país.

El cuarto poder, como se le denominó hace unos años al periodismo, es el verdadero poder en esta España nuestra, que pone y quita presidentes de clubes de fútbol, ministros o arruinan la vida de algún personaje público y le sentencian de por vida, aunque no exista nada ilegal. Nadie se responsabiliza de lo que se publica, y a cualquier cosa se llama periodismo de investigación.

La reina fue conocida para todos los españoles, cuando ejercía su profesión como reportera, presentadora de un medio de comunicación. Han sido sus propios compañeros de profesión que no la han respetado al publicar una conversación privada seguramente por un agente doble, que se ha vendido por algo más que un plato de lentejas. La reina tiene un espía.

Independientemente de que lo publicado sea verdad o mentira, sí que es preocupante que la Jefatura del Estado carezca de un mínimo de privacidad y se publiquen en la prensa las comunicaciones que puedan haber hecho. Yo pido la cabeza del espía. En un país serio, esto no pasa.

Contexto

    Más de este autor

    Dejen de rajar de Rajoy

    Rajoy es un tipo seco. Nada expresivo. Todo el mundo quiere que se vaya, pero nadie se atreve a decírselo. Es el culpable de que Rato y Bárcenas se hayan forrado a costa de los demás. Rita Barberá y Pedro Gómez de la Serna, se tienen que ir, porque así lo ha decidido el Director de EL MUNDO. El PP está trufado de corrupción. Es un asco.

    Opinión

    Arde España

    Tenemos esta semana una semana de investidura en la que nos jugamos mucho todos los españoles, y España está que arde.

    Opinión

    Más en El Subjetivo

    Aloma Rodríguez

    Carta de naturaleza

    «No es muy elegante presumir de hacer lo correcto. En todo caso, lo que aplica en el caso de Rhodes es el privilegio de la fama, y eso debería molestarnos a todos, también a él»

    Opinión

    Pilar Marcos

    Patear la desafección

    «Están dando ustedes demasiados motivos para que se les vuelva en contra esa afición suya por patear la desafección, como si todo fuera a ser siempre gratis»

    Opinión