Beatriz Talegon

Las barbas del vecino

Dice el refranero español que cuando veas las barbas de tu vecino pelar pongas las tuyas a remojar. Lo que viene sucediendo en nuestra vecina mediterránea Grecia debería habernos servido ya desde hace tiempo de ejemplo.

Opinión

Las barbas del vecino

Dice el refranero español que cuando veas las barbas de tu vecino pelar pongas las tuyas a remojar. Lo que viene sucediendo en nuestra vecina mediterránea Grecia debería habernos servido ya desde hace tiempo de ejemplo.

Dice el refranero español que cuando veas las barbas de tu vecino pelar pongas las tuyas a remojar, lo que viene a significar que lo más inteligente que puede uno hacer cuando observa lo que ocurre a su alrededor es prepararse porque es bastante posible que pueda tocarle lo mismo.

Lo que viene sucediendo en nuestra vecina mediterránea Grecia debería habernos servido ya desde hace tiempo de ejemplo. En muchos sentidos. Desde el golpe que sufrió su Presidente cuando intentó consultar a la ciudadanía sobre un inminente rescate (Papandreou duró menos que un caramelo en la puerta de un colegio, viendo cómo todo el mundo a su alrededor le dió la espalda) hasta el desmantelamiento más brutal de su Estado de Bienestar.

Lo más reciente, el sector farmaceútico. La troika ha puesto sobre la mesa su condición: para desbloquear la parte de rescate correspondiente al período final del año 2013 y al comienzo de 2014, a Grecia le va a tocar llevar a cabo más de 300 recomendaciones que le hacen desde la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico). Entre este menú envenenado se encuentra la medida que afecta a las farmacias: a partir de ahora se podrán vender medicamentos en supermercados y sin receta; no será necesario ser un profesional para regentar una farmacia y se acabaron las limitaciones que regían hasta ahora en este sector.

En los datos solamente se contemplan las cifras de los beneficios económicos que esto puede suponer; por otro lado, el cabreo de los farmacéuticos. Pero a penas se lee sobre los riesgos que esto conllevará para la salud de la población griega: está claro que el monopolio de la industria farmacéutica ha de ser regulado, pero no creo que la mejor manera sea acceder a medicamentos a gusto del consumidor. No es difícil imaginar el desastre que ésto puede ocasionar. Una vez más, los intereses económicos arrasan sobre los de las personas. Tomemos nota, que tenemos muchas papeletas para ir en este camino.

Más de este autor

El poder de las madres

Todas las madres del mundo (salvo las excepciones concretas que puedan darse en situaciones muy específicas) entienden perfectamente el sentimiento que les llevaría a dar la vida por sus hijos.

Opinión

¡Idiota, vota!

En las próximas elecciones del 25 de mayo la ciudadanía se juega mucho. En sentido amplio se juega, básicamente, ser ciudadana. Ahora ya lo somos poco, pero cada vez lo seremos menos si la ideología neoliberal sigue campando a sus anchas.

Opinión

Más en El Subjetivo

Jorge Freire

El donoso escrutinio

«A falta de novelas de caballerías que expurgar, bueno sería acometer un donoso escrutinio que sometiese a discusión aquellas supercherías que tomamos por verdades»

Opinión