The objective

El Subjetivo

Opiniones libres de algoritmos

Opiniones libres de algoritmos

Leonor frente a la inmundicia

"Leonor es menor de edad y aun así es mucho más madura que el separatismo en su conjunto"

Foto: QUIQUE GARCIA | EFE

Les habló en la lengua vernácula, bajo una pronunciación perfecta. Es menor de edad y aun así es mucho más madura que el separatismo en su conjunto. La variedad de la condición humana es la que permite que coexistan en un mismo país Leonor y la Rahola.

Yo lo que sé es que quedará para la Historia el día en que Leonor le abrió el corazón a los catalanes, a los catalanes que no están solos y que vuelven a clamar por la libertad. El discurso de la Princesa de Asturias deshace la quimera infame del nacionalismo. La palabra y la calma pudre la ideología totalitaria. Sé que habló Leonor y los CDR entraron en barrena, como implosionados por algo que les venía demasiado grande. España se escribe entre pronunciamientos, DUIs cutres y las palabras borbónicas que siempre nos salvan al borde del abismo.

Se conjuraron los astros para que fuera lunes, para que fuera Leonor y para que fuera Barcelona. Quizá la princesita oliera la goma quemada y viese la fotografía de su padre del revés. Y aún así les recordó a los indepes quién manda, que la ley es la ley quien ni siquiera ha empezado el Bachillerato.

Uno no es monárquico ni republicano, sino un patriota de verlas venir. Desde hace más de 40 años ha sido la Corona la que nos ha sacado las castañas del fuego y eso, queridos lectores, hay que celebrarlo. Hoy, hoy mismo hay que poner el acento en la Princesa de Asturias. Ya mañana, con el bolo electoral, será demasiado tarde y andaremos en nuestras cuitas cainitas. Pensar en Leonor es hoy pensar en la mejor España, la España que fija, brilla y da esplendor a lo que somos y a lo que seremos.

Leonor ha disuelto el separatismo; otra cosa es que luego la política los resucite.

Más de este autor

Coplillas antes del fallo

"Cuando salga la sentencia habrá telediarios, imágenes de archivo, contenedores ardiendo, Europa respaldando nuestra democracia. Mucho de lo que era sólido -que diría el otro- se pondrá a prueba"

Más en El Subjetivo