Amando de Miguel

Lo de Siria clama al Cielo

Resulta trágicamente repetitivo. Un hospital ha sido bombardeado. Siria lleva cinco años padeciendo una absurda guerra civil, a la que se añade la invasión del Califato Islámico. La población termina por abandonar sus precarios hogares. Los refugiados son millones. La Unión Europea no sabe qué hacer. Todo lo arregla con cascadas de dinero para el éxodo, para que Turquía se haga cargo de algunos campos de concentración de los refugiados. No es solución.

Opinión

Lo de Siria clama al Cielo
Amando de Miguel

Amando de Miguel

Sociólogo español, colaborador habitual de medios de comunicación. Es catedrático emérito de Sociología de la Universidad Complutense. Realizó estudios de postgrado en la Universidad de Columbia y ha sido profesor visitante en las de Yale y Florida y en El Colegio de México.

Resulta trágicamente repetitivo. Un hospital ha sido bombardeado. Siria lleva cinco años padeciendo una absurda guerra civil, a la que se añade la invasión del Califato Islámico. La población termina por abandonar sus precarios hogares. Los refugiados son millones. La Unión Europea no sabe qué hacer. Todo lo arregla con cascadas de dinero para el éxodo, para que Turquía se haga cargo de algunos campos de concentración de los refugiados. No es solución.

La solución es que la Unión Europea resucite el estatuto de protectorado para Siria, en su día francés. Para ello debe embarcarse en una guerra relámpago, naturalmente con el desembarco de tropas. Debe acabar con la actual dictadura siria y, antes de eso, con el Califato Islámico. Tampoco estaría mal que se diera paso a un Estado Kurdo dentro del protectorado. Los millones de refugiados sirios dispersos por el mundo deberían volver a su tierra (los que quisieran). Para ello el protectorado europeo les ayudaría a reconstruir sus devastadas ciudades y sus campos.

De no llegar a la solución radical que propongo, el problema sirio se eternizará. La Unión Europea debe actuar en la dirección que digo por una razón moral histórica. En esas tierras (aunque las llamemos orientales) nació el fundamento cultural de la civilización occidental. De forma más práctica, si no se erradica el Califato Islámico, el terrorismo seguirá amenazando a los europeos. Lo fundamental es reconocer que la guerra de Siria es parte de la III Guerra Mundial, que, como las anteriores, amenaza con destruir a Europa.

Condición esencial para que la efectividad de lo anterior es que los países occidentales dejen de vender armas y de comprar petróleo al Califato. Para todo ello se necesita un Ejecutivo fuerte en la Unión Europea, cosa que de momento no existe.

Contexto

    Más de este autor

    La gimnasia y la magnesia

    En este páramo español la gimnasia fue no ha mucho un asunto extravagante. De niño, en un buen colegio, los alumnos practicábamos “gimnasia sueca” con la chaqueta y corbata de nuestro traje de diario. Tan rara era la actividad que se podía confundir la gimnasia con la magnesia.

    Opinión

    Más en El Subjetivo

    Jordi Bernal

    Sin complejos

    «Digo yo que tipos que necesitan exhibirse con el puro en plan Terminator o improvisan una secuencia de Rambo/Torrente en un campo de tiro algunas carencias de autoestima arrastrarán»

    Opinión