Jesus H. Cifuentes

Lo mío pa' mi saco

Es increíble cómo nos engañan a diario desde las cúpulas del poder. No cabe en la cabeza y mucho menos en la dignidad el pisoteo continuo que recibimos desde todas y cada una de las siglas grandilocuentes que gobiernan el mundo: BM, FMI, OCDE, OMC, UE, OMC, ONU, ICC, PNUD, TIPP, NAFTA, MERCOSUR... Todos y cada uno de ellos están dirigidos por grandes mentirosos forrados de pasta hasta la más asquerosa obscenidad, que viven de espaldas al mundo y a lo que sucede en sus calles. Viven en una burbuja que poco tiene que ver con el esfuerzo cotidiano por sobrevivir del del trabajo, y por supuesto, a años luz de lo que significa la pobreza y el hambre, de no poder mantener a tu familia, de tener las puertas cerradas de toda esperanza, y de vivir en la pesadilla continua de la guerra y la violencia, de ser permanentemente “refugiados” o “desplazados” en busca de unas falsas migajas con las que engañar el hambre de un futuro.

Opinión

Lo mío pa' mi saco

Es increíble cómo nos engañan a diario desde las cúpulas del poder. No cabe en la cabeza y mucho menos en la dignidad el pisoteo continuo que recibimos desde todas y cada una de las siglas grandilocuentes que gobiernan el mundo: BM, FMI, OCDE, OMC, UE, OMC, ONU, ICC, PNUD, TIPP, NAFTA, MERCOSUR… Todos y cada uno de ellos están dirigidos por grandes mentirosos forrados de pasta hasta la más asquerosa obscenidad, que viven de espaldas al mundo y a lo que sucede en sus calles. Viven en una burbuja que poco tiene que ver con el esfuerzo cotidiano por sobrevivir del del trabajo, y por supuesto, a años luz de lo que significa la pobreza y el hambre, de no poder mantener a tu familia, de tener las puertas cerradas de toda esperanza, y de vivir en la pesadilla continua de la guerra y la violencia, de ser permanentemente “refugiados” o “desplazados” en busca de unas falsas migajas con las que engañar el hambre de un futuro.

Ahora, El FMI que dirige Christina Lagarde, prevé un crecimiento del PIB español mayor del que había proyectado para los dos próximos años. Según el organismo, España crecerá un 2,7% en 2016 y un 2,3% en 2017. Y esto, se atreven a decir, que es porque el Gobierno del PP lo ha hecho “bien”, o sea, que ha hecho lo que “le han mandado” con la asfixiante política de recortes; y además se atreven a “sugerir” que más vale que la política nacional siga como hasta ahora, si no queremos ver desinflarse más nuestra economía.

No parece que tenga ninguna importancia que España sea la nación de la OCDE en el que más ha crecido la desigualdad desde el inicio de la crisis, tan solo por detrás de Chipre y superando hasta en catorce veces a Grecia, según el informe “Una economía al servicio del 1%” que ha publicado Oxfam Intermon.

La ONG asegura que la pobreza y la exclusión en España han aumentado «de manera alarmante» en los últimos años, con 13,4 millones de personas en riesgo de exclusión en el año 2014 (el 29,2 % de la población española).

Si es que nos pasamos la vida viviendo “por encima de nuestras posibilidades”.

Contexto

    Más de este autor

    La resistencia

    En esta maraña de locura en que la filosofía dominante es “Sálvese quien pueda” podemos presenciar ojipláticos cualquier tipo de barbaridad, y no pestañear ante las atrocidades más sangrantes del abuso de unos contra otros. La justicia universal es un artículo de lujo que brilla por su ausencia mientras la caja registradora siga cantando su canción, está claro.

    Opinión

    La cuidadora de Rajoy

    Es cosa común ya en los noticieros encontrarnos con que han hallado el cuerpo de un anciano o anciana en su domicilio ya en estado de putrefacción, dado que tras su fallecimiento nadie ha acudido en su búsqueda para nada, hasta que el olor alerta al vecindario, que llama a la policía para ver qué es lo que ocurre.

    Opinión

    Más en El Subjetivo

    Beatriz Manjón

    Dolor de multitud

    «Tan preocupados estamos por no enfermar que enfermamos de preocupación; tan inquietos por arruinarnos que nos arruinamos de inquietud»

    Opinión

    Enrique García-Máiquez

    La musa es la muerte

    Giulio Meotti, periodista de Il Foglio, sólo me escribe para preguntarme cosas de España cuando está muy perplejo. Es raro que un italiano, ¡con lo que son los italianos!, esté perplejo alguna vez por algo; y más si es periodista. Sin embargo, me llamó ayer. No le cabe en la cabeza que el Gobierno español ande […]

    Opinión