Natalia Angulo Haynes

Lo que robamos

Hoy se publica la lista de Forbes de las 100 personas más ricas y famosas del mundo. Según dicha revista, la celebridad más poderosa del mundo es la cantante Beyoncé Knowles, a la que se estima un patrimonio de 350 millones de dólares.

Opinión

Lo que robamos

Hoy se publica la lista de Forbes de las 100 personas más ricas y famosas del mundo. Según dicha revista, la celebridad más poderosa del mundo es la cantante Beyoncé Knowles, a la que se estima un patrimonio de 350 millones de dólares.

Hoy se publica la lista de Forbes de las 100 personas más ricas y famosas del mundo. Según dicha revista, la celebridad más poderosa del mundo es la cantante Beyoncé Knowles, a la que se estima un patrimonio de 350 millones de dólares aunque puede ser muchísimo más. Forbes calcula que la cantante ganó unos 115 millones de dólares solo entre junio de 2013 y junio de 2014. Y así hasta cien personas.

En oposición a esta lista de guapos, ricos y famosos disponemos de algunas cifras aportadas por las Naciones Unidas en las que se estima que la mitad de la población mundial viven con menos de 2 dólares por día, que más de mil millones de personas no tienen acceso al agua potable, que 448 millones de niños sufren de desnutrición o que cada día 30.000 niños menores de cinco años mueren de enfermedades que podrían haber sido evitadas. Solo en el tiempo que has empleado en leer este artículo habrán muerto unos 105 niños. Y el dato escalofriante sobre todos los demás es que el 20 por 100 de la población mundial posee el 90 por 100 de las riquezas del planeta.

«Todo lo que se come sin necesidad se roba al estómago de los pobres», decía Gandhi y no le faltaba razón. Por eso la lista Forbes solo me causa un profundo rechazo y me sorprende además que los que aparecen en ella se sientan orgullosos, ya que yo me sentiría, y lo digo de corazón, profundamente avergonzada. Si pudiendo ayudar no ayudas, si eres parte de ese 20 por 100 que deja morir al resto de hambre con indiferencia, eres de los que comes sin necesidad robándolo del estómago de otro. La pobreza no es problema del pobre, es problema del rico.

Más de este autor

De la moda Friki

El canal friki por excelencia, TNT se ha tomado en serio lo del Día del Orgullo Friki y este año se ha puesto como objetivo encontrar al Friki Master; o lo que es lo mismo, a la persona más friki de España. Así que en el capítulo de Big Ban Theory, Sheldon se dirige a los frikis españoles y les hace un llamamiento a todos aquellos que se consideren unos fanáticos de las series, los videojuegos, los cómics, la ciencia ficción, el manga y la tecnología, para que demuestren su sabiduría friki en este concurso de televisión.

Opinión

La orilla blanca, la orilla negra  

Como decía al principio Mohamed Ali Malek ha sido reconocido por uno de los inmigrantes supervivientes como uno de los dos culpables de la tragedia más grave ocurrida en aguas del Mediterráneo. El segundo culpable somos nosotros, culpables de cada una de esas muertes, todos nosotros, nuestros países, nuestras políticas de inmigración, nuestra indiferencia, todos incluidos tú que lo lees y yo que lo escribo.

Opinión

Más en El Subjetivo

Gregorio Luri

Acting white

«Ni el libro, ni el conocimiento, ni la evaluación son residuos del etnocentrismo blanco. Tampoco el multiculturalismo por sí mismo favorece la convivencia»

Opinión