Blas Pinar Pinedo

Los recortes del socialismo

Cuando se confunde lo esencial, cualquier disparate parece lógico y la negación de lo evidente constituye la sustancia de los nuevos dogmas irracionales.

Opinión

Los recortes del socialismo

Cuando se confunde lo esencial, cualquier disparate parece lógico y la negación de lo evidente constituye la sustancia de los nuevos dogmas irracionales.

El socialismo es el problema mental más grave de nuestro tiempo, porque ha llegado a ser el síntoma perfecto de la crisis de la antropología. Cuando se confunde lo esencial, cualquier disparate parece lógico y la negación de lo evidente constituye la sustancia de los nuevos dogmas irracionales.

En nombre de los derechos se renuncia a la libertad personal e, incluso, a la vida. La histeria se desata por un animal que en cualquier cielo ha sido recibido con una pregunta del misterio: ¿cómo les has preocupado tanto?, le dice uno de tantos niñitos negros que murieron de ébola en el más vergonzoso silencio del hipócrita…

Dices que el Estado tiene que procurarte lo que has desperdiciado y crees que mil normativas corregirán los desórdenes naturales. Crees que quienes son tentados siempre por el mal pueden montarte un paraíso y estás seguro de que si el poder fuera aún más poderoso todo iría mejor. Todo lo ignoras si crees que los desmanes de nuestra oligarquía se arreglan entregando aún más poder a los corruptos. Nada sabes si quieres arreglar las estafas financieras con una gran banca pública. Mira al hombre herido, reflexiona sobre su naturaleza e intenta describir lo que necesita un alma humana. Pero no se lo pidas al Estado, porque ni es su función ni puede entregártelo. Basta controlar al poder, no lo quieras hacer aun más monstruoso…

El mejor aliado de la corrupción pública es el socialismo que quiere volver a gestionar todos los ámbitos de nuestra vida. Algunos están tan perdidos que siguen creyendo que el gulag es un paraíso, olvidando que el peor recorte es el de la libertad, que es uno de los grandes recortes del socialismo.

Más de este autor

No podrán con la Navidad

Podrán perseguir a la Iglesia y podrán masacrar a quienes sigue creyendo en el Salvador que nació en Belén, pero jamás vencerán porque la victoria comenzó con el anuncio de un ángel y una mujer que aceptaba…

Opinión

Más en El Subjetivo