Natalia Angulo Haynes

Lost

Más enigmas y más angustia. El misterio que rodea al vuelo de Malasya Airlines tiene al mundo desconcertado, mientras la compañía pide paciencia ante lo que ya se ha descrito como "un misterio de la aviación sin precedentes".

Opinión

Lost

Más enigmas y más angustia. El misterio que rodea al vuelo de Malasya Airlines tiene al mundo desconcertado, mientras la compañía pide paciencia ante lo que ya se ha descrito como «un misterio de la aviación sin precedentes».

La confusión sigue reinando en torno al misterio del Boeing 777 que desapareció con 239 personas a bordo en la madrugada del sábado pasado cuando sobrevolaba el espacio aéreo de Vietnam. Las últimas noticias sobre el caso revelan que el avión se habría elevado a 13.700 metros de altitud, muy por encima del límite autorizado para ese tipo de aparatos, según informa el diario The New York Times. Y que alguien desconectó los sistemas de comunicación del aparato del avión malasio, que cambió de rumbo de forma intencionada y voló durante horas hacia el oeste, antes de girar de nuevo hacia el noroeste y desaparecer de los radares militares, según confirma el primer ministro malasio, Najib Razak. Ultimísimas informaciones lo sitúan en dos puntos posibles: en Indonesia o entre Kazajistán y Turkmenistán.

Para añadir más confusión al asunto, una fuente cercana al Gobierno de EE.UU ha revelado que el avión podría haberse estrellado en el océano Índico al quedarse sin combustible, ya que iba cargado para 7,5 horas de vuelo, una teoría extraída del análisis de impulsos eléctricos que el avión envió a los satélites. El misterio se agranda cuando un responsable de la aerolínea admite que uno de los móviles de uno de los pasajeros todavía da tono al marcar. Un total de 57 barcos, 48 aeronaves y 13 países colaboran en las misiones de búsqueda y rescate, comenzando el rastreo a lo largo de 572 islas mediante dispositivos de búsqueda de calor. Pero tristemente, a medida que el tiempo avanza, la operación de búsqueda y rescate se va convirtiendo solo en una operación de búsqueda.

Cientos de aviones han desaparecido misteriosamente a lo largo de la historia sin explicación pausible, desde las inexplicables desapariciones del «Vuelo 19», el ‘Star Dust’, el DC-3 de la compañía Airborne Transport , el Lockheed R7V-1 Super Constellation de la Armada estadounidense o el avión antisubmarino Grumman hasta la inexplicable desaparición del avión de Antoine de Saint-Exupéry (autor de “El Principito”), así como del legendario músico de jazz Glen Miller, de los cuales nunca más se volvió a saber.

Más enigmas y más angustia. El misterio que rodea al vuelo de Malasya Airlines tiene al mundo desconcertado, mientras la compañía pide paciencia ante lo que ya se ha descrito como «un misterio de la aviación sin precedentes».

Más de este autor

De la moda Friki

El canal friki por excelencia, TNT se ha tomado en serio lo del Día del Orgullo Friki y este año se ha puesto como objetivo encontrar al Friki Master; o lo que es lo mismo, a la persona más friki de España. Así que en el capítulo de Big Ban Theory, Sheldon se dirige a los frikis españoles y les hace un llamamiento a todos aquellos que se consideren unos fanáticos de las series, los videojuegos, los cómics, la ciencia ficción, el manga y la tecnología, para que demuestren su sabiduría friki en este concurso de televisión.

Opinión

La orilla blanca, la orilla negra  

Como decía al principio Mohamed Ali Malek ha sido reconocido por uno de los inmigrantes supervivientes como uno de los dos culpables de la tragedia más grave ocurrida en aguas del Mediterráneo. El segundo culpable somos nosotros, culpables de cada una de esas muertes, todos nosotros, nuestros países, nuestras políticas de inmigración, nuestra indiferencia, todos incluidos tú que lo lees y yo que lo escribo.

Opinión

Más en El Subjetivo

Gregorio Luri

Acting white

«Ni el libro, ni el conocimiento, ni la evaluación son residuos del etnocentrismo blanco. Tampoco el multiculturalismo por sí mismo favorece la convivencia»

Opinión