The objective

El Subjetivo

Opiniones libres de algoritmos

Opiniones libres de algoritmos

Tu máster dice de ti

Foto: JUAN MEDINA | Reuters

A la vista está que, solo por la denominación de los másteres que están en cuestión en este curso político, la Universidad patria va cuesta abajo y sin frenos. A títulos rimbombantes se añade una escasa cualidad intelectual, y unas autoridades académicas que no parece que vayan a ser bendecidas con un Nobel.

Plagiado o no, copiado en parte o copiado mediante una paginación calculada por algoritmos o por pereza, el máster de la dimitida Carmen Montón es un bluff de considerable magnitud. De los que no se leen ni por aburrimiento. Un truñazo mayúsculo que puede que viva ahora una gloria inopinada.

Evidentemente, que los ministros y los políticos tengan que dimitir por la forma en que se arreglaron un posgrado es una forma muy difusa de justicia poética. Más bien parece una moda extendida a la que, como a la corrupción, se le dará carta de naturaleza; al menos si el caso en cuestión no es muy grave. Todos tenemos un máster regalado como un cadáver en el armario.

Este país pinta poco universitariamente, y eso se sabe desde que terminamos el COU. Los posgrados son lo que son, y no hay que rasgarse las vestiduras ante el enjuague sistémico de nuestras universidades.

La dimisión de la ministra Montón no nos dice mucho, tampoco su sustituta. Si acaso es la sustitución de una apparatchik por otra, en esa larga evolución que tienen los que viven en el partido que más se parece a la sociedad española.

Vemos que el Congreso está bloqueado por una acusación de másteres tuneados, que ciertos medios han encontrado en el fantasmeo de las tesinas un Watergate cañí. La sociedad no mejora por esas investigaciones periodísticas, pero aumentan los clicks y así entendemos todo. La Universidad está sobrevalorada y caerán muchos más por estos doctorados de baratillo. Así está el patio.

Más de este autor

Coplillas antes del fallo

"Cuando salga la sentencia habrá telediarios, imágenes de archivo, contenedores ardiendo, Europa respaldando nuestra democracia. Mucho de lo que era sólido -que diría el otro- se pondrá a prueba"

Más en El Subjetivo

El ala oeste de Quim Torra

"Cataluña se ha convertido en campo de batalla y conforme oscurecía, las calles de Barcelona se han llenado de hombres que no tienen nada que perder. La sonrisa ha terminado siendo la del Joker"

Quins collons!

"Torra sobreactúa una perplejidad desorbitada, una incredulidad rayana en el hastío fatigado (esa panda de españolazos reacios siempre al palique dialogante) hasta un colofón propio de su  condición deshilachada"