Victor Riverola

Matar y torturar animales… que bien se está de vacaciones

Es evidente que mentes tan preclaras como las de Ortega Cano, Jesulín de Ubrique o la familia de la difunta duquesa de Alba, adalides de la inteligencia humana, se mostrarán en desacuerdo, pues a ellos les encantaría que les clavaran banderillas en la espalda y les torturarán por placer, como en la Edad Media en una plaza, con la masa exultante.

Opinión

Matar y torturar animales… que bien se está de vacaciones

Es evidente que mentes tan preclaras como las de Ortega Cano, Jesulín de Ubrique o la familia de la difunta duquesa de Alba, adalides de la inteligencia humana, se mostrarán en desacuerdo, pues a ellos les encantaría que les clavaran banderillas en la espalda y les torturarán por placer, como en la Edad Media en una plaza, con la masa exultante.

Esta semana he podido leer dos noticias que me han sumido de nuevo en una preocupación que dormía aletargada en mi interior. Por un lado volvemos a hablar de toros, del dudoso arte del toreo, y por otro, observo como en las islas Feroe, se exterminan ballenas sin que la comunidad internacional tome cartas en el asunto, por lo menos de una forma contundente. Y volvemos a poner sobre la mesa un tema que personalmente me pone muy nervioso: el maltrato animal.

Todo debería ser mucho mas fácil en el siglo XXI, pero el ser humano sigue demostrando que no solo es idiota, sino que no hace nada por remediarlo, no se cultiva, no busca aprender para poder avanzar. Lo de los toros en España sigo sin entenderlo, ¿cómo se puede defender la tortura y el dar muerte de una forma atroz a un toro en una plaza?. Que en el pasado los humanos utilizaran su superioridad moral o física para defender o imponer una idea, puede entenderse como parte de su evolución, es algo que va unido a la historia de la humanidad, pero hoy en día, ¿cómo podemos seguir defendiendo el maltrato animal escudándonos en las palabras arte o espectáculo?. Es evidente que mentes tan preclaras como las de Ortega Cano, Jesulín de Ubrique o la familia de la difunta duquesa de Alba, adalides de la inteligencia humana, se mostrarán en desacuerdo, pues a ellos les encantaría que les clavaran banderillas en la espalda y les torturarán por placer, como en la Edad Media en una plaza, con la masa exultante. Dejando a un lado a tamaños personajes, el maltrato animal es un tema que sigue sin resolverse, sea en Dinamarca, en la isla del Coco o en España. ¿Hablamos del aleteo?, una práctica atroz que España tolera y de la que es cómplice en el Pacífico, matando tiburones solo para cortarles la aleta, que será vendida al mercado asiático sin ningún tipo de ética o rubor. Y lo peor es que muchos escualos siguen vivos cuando les devuelven al agua sin aleta.

Toros, tiburones, ballenas…el ser humano extermina y provoca dolor por placer y por negocio, olvidando que también somos animales, los mas peligrosos del planeta, por cierto. ¿Alguien piensa mover un dedo o seguiremos impasibles ante tamaño despropósito?. Sigan disfrutando del verano, sigan…

Más de este autor

Malditos fachas contra rojos de mierda

Mantener una conversación con “periodistas” de Libertad Digital y en cinco minutos tener que abandonar la misma debido a los improperios que te lanzan solo por defender un punto de vista distinto al suyo. Tener que leer en la prensa como locutores de radio se mueren por disparar a ciertos políticos de ciertos partidos de ideología contraria a la suya y en general, leer a diario en los comentarios de muchas noticias en Internet gravísimos insultos vertidos por mentes retrógradas que viven ancladas en el pasado. No son casos aislados, no, no, es algo que por desgracia va en aumento. No avanzamos como país debido al anclaje mental de una población que necesita urgentemente subir su nivel de exigencia política, cultural y educacional. Las cuentas de radicales mentales siguen abiertas, sin que nadie haga nada por cerrarlas, ya va bien que se maten entre ellos, de este modo el poder sigue controlándoles a placer.

Opinión

Cuando la lógica y el sentido común brillan por su ausencia

Dejamos un nuevo año atrás, bajo mi punto de vista un buen año a nivel de aprendizaje personal, pero un año perdido a nivel político. No es mi deseo darle la razón a Salvador Sostres, con quien suelo estar en desacuerdo en la forma, no tanto en el fondo, pero en esta ocasión, comienzo a pensar que en España necesitamos realmente mucho mas nivel político y de exigencia.

Opinión

Más en El Subjetivo

Ignacio Vidal-Folch

Igor el Ruso, en los campos de Teruel

«Vemos la cara banal del asesino, y en ese rostro de hechuras duras de un ser que dispara por la espalda a dos guardias civiles, y cuando éstos caen, se acerca a rematarlos, vemos un mal desinteresado y frío que parece negarse a cualquier idea. Esto, ¿no coloca a Igor no ya al margen de la sociedad sino de la humanidad?»

Opinión

Juan Claudio de Ramón

El viaje y el hogar

«El viaje es euforizante porque nos arranca de la costra de la rutina, poniéndonos delante, incluso la más sencilla de las travesías, algún obstáculo ante el que ejercitar el ingenio»

Opinión

David Mejía

Superliga

«Nadie se despide elegantemente de sus privilegios. Pero las soflamas marxistas, viniendo de quienes han vivido como reyes gracias a que el fútbol era el negocio más lucrativo de la Tierra, son cuestionables»

Opinión