The objective

El Subjetivo

Opiniones libres de algoritmos

Opiniones libres de algoritmos

Matrimonios de conveniencia

"La política es casi siempre matrimonios de conveniencia"

Foto: Paolo Aguilar | EFE

En nuestro sistema multipartidista imperfecto y de bloques valoramos a los partidos según con quienes pactan. Desde hace unos meses, los más críticos con Ciudadanos no han dejado de denunciar su inclinación a realizar pactos con el PP y Vox, después de lo ocurrido en Andalucía (a pesar de que Cs no se sentó con Vox y que en el gobierno andaluz están solo PP y Ciudadanos); los más críticos con el gobierno del PSOE señalaban su pacto de gobierno con los independentistas (a pesar de que solo fue un apoyo parlamentario; otra cosa son las negociaciones con la Generalitat).

Seguimos en un bipartidismo sentimental. Pero en cuanto nos vayamos acercando a un multipartidismo más fragmentado tendremos que asumir que la identidad ideológica a veces depende de la coyuntura, y que uno a veces es lo que le toca ser. La política es casi siempre matrimonios de conveniencia.

Esta semana se han producido dos noticias que han roto burbujas y trincheras partidistas que considerábamos intocables: el candidato al ayuntamiento de Barcelona Manuel Valls ha ofrecido su apoyo a una alcaldía de Ada Colau, que sumaría también el apoyo del PSC; el candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid Íñigo Errejón ha ofrecido negociar con el PSOE y Ciudadanos para que no gobierne la derecha y la ultraderecha.

Todos sumamos a Ciudadanos con el bloque de derechas tras ver los resultados de las elecciones, y en Madrid, por ejemplo, tanto Martínez-Almeida como Díaz Ayuso se vieron ya investidos como alcalde y presidenta. Pero los bloques no son fijos. Hemos pasado de vetos recíprocos esperables a vetos más flexibles: Ciudadanos vetó cualquier posibilidad de pacto con el PSOE de Sánchez a nivel nacional y ahora se niega a negociar con Vox en municipios y autonomías. Consciente de que el sorpasso al PP no será fácil, Cs ha vuelto a una concepción del partido más moderada y liberal, y acorde a sus expectativas y a la coyuntura. La polarización no va a desaparecer, quizá los pactos heterodoxos no funcionen, pero al menos vamos poco a poco acabando con nuestra obsesión con la pureza y la autenticidad ideológicas.

Más de este autor

Ribera de Curtidores

"Es una casa luminosa con siete balcones que da a Ribera de Curtidores, la calle donde cada domingo se hace el Rastro. La conozco bien porque en 2017 viví en ella dos meses"

Más en El Subjetivo

El hijo y la Historia

"Espero que no solo se estudie el Holocausto, sino todas las persecuciones que ha alimentado en la historia la mezcla letal de política, mentira y búsqueda a cualquier precio del poder"

Espectáculo

"Todo parece indicar que el presidente sin escaño tiene los días contados y se preparan ya las navajas traperas menos chespirianas que de cutre opereta bufa"

Memoria de la crispación

"No existe una fórmula exacta para medir el grado de agitación de la conversación pública, pero no parece que la excesiva ideologización de las cosas cotidianas sea un mal indicador para el asunto"