The objective

El Subjetivo

Opiniones libres de algoritmos

Opiniones libres de algoritmos

Messi no se va del Barça

Lionel Messi tiene claro que no se irá del Barça, el club en el que ha jugado desde su niñez y donde se ha formado como jugador. A Messi le hacen falta títulos, y si el Barça los gana, no hay problemas.

Lionel Messi tiene claro que no se irá del Barça, el club en el que ha jugado desde su niñez y donde se ha formado como jugador. A Messi le hacen falta títulos, y si el Barça los gana, no hay problemas. Lo ha comunicado a sus amigos íntimos, a los que ha dicho que “la delantera es perfecta”, con el tridente Luis Suárez, Neymar Jr y él mismo. Lamentará que Pedro Rodríguez se vaya porque le dan pocos partidos y solo juega minutos. Es un jugador eclipsado por las estrellas del Barça, aunque él sea una estrella, pero en la Osa Menor.

¿Por qué Messi no se quiere ir? Porque en el Barça tiene todo lo que quiere y todo a lo que aspira: títulos, jugadores amigos y con lo que entienden su fútbol, un público entregado, a punto de ganar otro “Balón de Oro”, una situación económica que otro club solo la podría igualar pero no superar. ¿Quién puede dar más que eso?

El único equipo que podía igualar al Barcelona sería el Bayern de Munich, de Pep Guardiola, pero Messi lamentó que Guardiola nunca ha querido saber más de él desde que se fue del Barcelona. Fue Pep Guardiola quien comentó una vez que regaló un libro sobre fútbol a Lionel Messi, pero este no pasó de las primeras páginas, simplemente porque no lee libros.

El Barça puede ganar este año los tres títulos: Liga, Copa del Rey y Champions. Está a punto de conseguirlo. Será la felicidad de Messi y de los demás jugadores.

Según nuestras informaciones, Messi quiere acabar su carrera en Argentina, donde es considerado un semidiós… pero queda tiempo y está ahora en el punto álgido de su carrera. Messi ha de dar, todavía, muchas tardes de gloria en el fútbol español ahora que han pasado los malos humores con el entrenador Luis Enrique.

Un dato: Messi se ha tatuado recientemente y parece que no acaba de cerrarle el tatuaje. El otro día ya jugó con manga larga y con el Bayern de Munich se tocaba bastante el brazo. Algunas molestias debía tener. Ahora espera su segundo hijo. ¡Que sea muy feliz!

Más de este autor

Más en El Subjetivo