Pablo Iglesias

Mierda en Madrid

Esos invisibles que mantienen nuestra ciudad más limpia de lo que nos podemos permitir se están jugando el puesto de trabajo y llegar a fin de mes para proteger los servicios públicos y a sus familias

Opinión

Mierda en Madrid

Esos invisibles que mantienen nuestra ciudad más limpia de lo que nos podemos permitir se están jugando el puesto de trabajo y llegar a fin de mes para proteger los servicios públicos y a sus familias

Escribía @agarzon en un tuit «Madrid está asquerosa por la huelga, pero la zona del Congreso está impoluta» y enseguida le matizaba ‏@Bonillero1 «Pues anda que no hay mierda en el Congreso. Pero eso sí, ‘Presunta y Prescrita'».

La palabra mierda suena mal, es políticamente incorrecta; puede incluso que algunos vislumbren tras ella un insulto en diferido al partido del gobierno o un fantasma con ganas de morder a Europa, pero la mierda de las calles de Madrid es la imagen de la dignidad de los trabajadores de la limpieza. Esos invisibles que mantienen nuestra ciudad más limpia de lo que nos podemos permitir se están jugando el puesto de trabajo y llegar a fin de mes para proteger los servicios públicos y a sus familias. Botella, decía desde Berlín, que se lavaba las manos y que éste es un asunto entre trabajadores y sindicatos (sic). Seguro que pronto se tomará una de sus relaxing cup of café con leche en la Puerta del Sol aunque, eso sí, rodeada de mierda.

En mierda es en lo que quieren convertir los servicios públicos aquellos que los privatizan o los «externalizan»; en mierda han convertido el ejercicio del cargo público de alcalde cuando no se rinde cuentas ante los ciudadanos; en mierda están convirtiendo el trabajo cuando ya no se garantizan unas condiciones mínimas para ejercerlo y un salario digno.

Sé que la palabra mierda suena mal, incluso para empezar esta colaboración con ‘The Objective’, pero esa mierda que, poco a poco, se abre paso en las calles de Madrid, es la dignidad frente a la mierda «Presunta y Prescrita» que inunda nuestro país.

Más de este autor

Suárez: el político que sabía correr

Desaparece hoy un político de los pocos que encarnó la “virtú” política para ser uno de los conductores de la transición que dio origen al régimen político español actual.

Opinión

Más en El Subjetivo

Aloma Rodríguez

Women writers, a literary subcategory

«Although I understand that the campaign is meant to counter centuries of invisibility, at bottom it seems to me that the lesbian executive that Kristin Scott Thomas plays is right: literature written by women becomes a subsection, a subcategory of literature»

Opinión