Melchor Miralles

Muertos de frío

Aunque en la imagen de Vadim Ghirda, bellísima, observamos a un humano bien pertrechado contra el frío, con buen gabán y sombrero clásico, pero de moda, la ola de temperaturas polares bajísimas que recorre Europa se ha llevado por delante ya a más de 80 personas, buena parte de ellas refugiados que huyeron del horror y deambulan buscando una vida digna y no han encontrado ni un lugar donde poder resguardarse de la nieve y el hielo que les ha reventado el corazón.

Opinión

Muertos de frío
Melchor Miralles

Melchor Miralles

Periodista, productor de televisión y cine y escritor. Le gusta leer, viajar, comer, o sea, un disfrutón de la vida.

Aunque en la imagen de Vadim Ghirda, bellísima, observamos a un humano bien pertrechado contra el frío, con buen gabán y sombrero clásico, pero de moda, la ola de temperaturas polares bajísimas que recorre Europa se ha llevado por delante ya a más de 80 personas, buena parte de ellas refugiados que huyeron del horror y deambulan buscando una vida digna y no han encontrado ni un lugar donde poder resguardarse de la nieve y el hielo que les ha reventado el corazón.

Los meteorólogos anuncian que la masa de aire frío procedente del Ártico ha comenzado a debilitarse y la cosa mejora un poco, pero los nadie que no tienen techo seguirán sufriendo. Me llegan historias terribles de Gracia, Albania, Montenegro, Serbia y Bosnia. No es solo la temperatura, superior muchos días a 20 bajo cero, son los vientos que generan una sensación térmica por debajo de 40 bajo cero. Y soportar eso al raso, en la puta calle, en el campo, sin más abrigo que algún chambergo gastado y el fueguecito que a duras penas se hace con las maderas que pillan es un horror.

Nosotros soportamos, con nuestras calefacciones, un frío que se hace menos con los medios que tenemos para combatirlos. El drama de los nadie muertos de frío ocupa algún espacio menos en páginas pares y algún minutejo de la basura en los informativos de las teles. Quizá si llega alguna foto de un niño congelado vaya a portada o abra telediarios. Si no, a lo nuestro, a nuestra miseria de ricos tan pobres que solo tenemos dinero. Nosotros seguiremos calentitos y las nadie seguirán muriendo de frío, o de hambre. Muriendo la vida.

Más de este autor

El triple de Sánchez que quizá no entre

Pedro Sánchez trató de convencer por activa y por pasiva al ex juez Fernando Grande Marlaska para que fuera candidato del PSOE a la alcaldía de Madrid y no lo logró, pero al final entró en el Gobierno como ministro, que luce más todavía y tampoco tiene mala pensión.

Opinión

Las opciones de Venezuela

Ayer el pueblo venezolano se echó de nuevo a la calle, valiente como siempre, para evidenciar por enésima vez el rechazo social al régimen de Nicolás Maduro, sucesor del narcoestado instaurado bajo la dirección del régimen castrista de La Habana, en esa “invasión consentida” que ha sumido a Venezuela en la miseria con un Gobierno ilegítimo que se mantiene imponiendo el terror.

Opinión

Más en El Subjetivo

José María de Areilza

The Algorithm fights back

«The most seasoned technologists warn, in any case, that a digital future will have to be tackled from within an Internet different from the one we know; a fragmented or broken net, known in English as ‘splinternet'»

Zibaldone

David Mejía

Galdácano’s Landscapes

‘Because that is the question: if Bildu is not HB, why do they insist on looking like they are? Why not expel Sortu from the coalition and name a true man of peace, who condemns violence in no uncertain terms?’

Opinión