The objective

El Subjetivo

Opiniones libres de algoritmos

Opiniones libres de algoritmos

Necesitamos a los héroes

La iglesia del Corpus Christi, en Las Rozas, ha albergado el funeral por el ciudadano español Ignacio Echeverría. Es el hombre que perdió su vida defendiendo la de otros durante el último atentado perpetrado en Londres por los más fieles de entre los que tiene Mahoma. Fue a enfrentarse a la muerte, y perdió. Ignacio sabía bien lo que era jugársela. En una ocasión se lanzó al mar, dando la espalda a una bandera roja, para sacar de los brazos del agua a su hermano. Tenía madera de héroe. Seguro que su catolicismo le ayudó a ayudar al prójimo en peligro. Seguro que la fe en que los justos recibirán un premio eterno le consoló de antemano en su cara a cara con la muerte. Ya no se lo podrá explicar a un descreído como yo, que de la fe guardo sólo el recuerdo.

Lo que sí sé es que la sociedad necesita tener héroes. Héroes de verdad, de los que se juegan su vida para defender la de otros. La heroicidad demuestra que lo que la acción de una sola persona puede suponer un mundo para muchas otras. La heroicidad nos pellizca en la conciencia, nos recuerda la importancia que tenemos cada uno de nosotros. Y la heroicidad nos hace evidente lo que tantos canallas quieren emborronar con sus manidas palabras y su turbia moral: que hay un bien y un mal, y que todos sabemos en qué consiste.

La heroicidad de Ignacio Echeverría ha caído muy mal en la España turbia. El alcalde de El Ferrol, un Jorge Juan Suárez deleznable, se ha negado a tener un gesto hacia el ciudadano ejemplar. Los héroes nos fortalecen como sociedad, y por eso quienes la quieren destruir los desprecian.

Más de este autor

Los gritos

"Ortega Smith ha meado fuera del tiesto. El día estaba dedicado a una violencia específica de las que sufren algunas mujeres"

Más en El Subjetivo

Adictos a la desinformación

"La escenificación de una mentira es clave para trasladarla a la escena de lo debatible. Por ello, y conscientes de que la veracidad de sus afirmaciones se mantiene en cuarentena, la ultraderecha suele apostar por la convicción"