Nicmer Evans

Ni que venga el Papa...

... podrá establecerse un diálogo verdadero, con frutos concretos para el pueblo venezolano, mientras se preserve el esquema de negociación. Es sencillo, un país donde según la última encuesta de la UCAB 55% no se identifica ni con la oposición ni con el gobierno, no puede verse representado en un diálogo entre dos cúpulas que sólo representan el 45%.

Opinión Actualizado:

Ni que venga el Papa...
Nicmer Evans

Nicmer Evans

Politólogo, M.Sc. Psicología Social, comunicador alternativo, Director de Visor 360 Consultores. Marea Socialista.

… podrá establecerse un diálogo verdadero, con frutos concretos para el pueblo venezolano, mientras se preserve el esquema de negociación. Es sencillo, un país donde según la última encuesta de la UCAB 55% no se identifica ni con la oposición ni con el gobierno, no puede verse representado en un diálogo entre dos cúpulas que sólo representan el 45%.

En Venezuela, la iglesia católica es considerada en general, como una institución partidizada a favor de la oposición de derecha, y esto impide o invalida su capacidad de ser mediador, sin embargo, el Papa, es muy bien visto por maduristas y opositores de derecha, esto implica que hasta ahora es el mejor actor internacional para una mediación entre la polarización, pero si no se entiende que el país es mucho más que dos, entonces todos los esfuerzo que pueda hacer el Papa, podrían ser inútiles, si nadie le dice que para lograr el objetivo final del diálogo, que no es más que favorecer al pueblo venezolano, y no a las cúpulas maduristas u opositoras de derecha, debe sentar a dialogar a todos aquellos que tienen propuestas puntuales para salir de la crisis, estando así destinado al fracaso más rotundo de su historia.

Es por todo lo anterior que, se convierte en imprescindible que cualquiera que desee ser mediador, más que interventor, tenga un mapa claro de quienes vienen discutiendo de manera sincera a Venezuela, y que tengan una verdadera voluntad a favor de las mayorías. Ojalá el Papa sea bien aconsejado.

Más de este autor

Otro premio nobel a la “no” paz

Santos no es tan santo. De la mano de Uribe, el pragmático Santos, para llegar al poder, bajo la más ramplona interpretación de “El Príncipe” de Maquiavelo, bombardeo Ecuador, estuvo a punto de hacer la guerra con la Venezuela de Hugo Chávez, e hizo una operación de rescate al mejor estilo de Hollywood, con asesores directos de los mejores estudios.

Opinión

El “No” y la abstención colombiana

Desde afuera de la realidad e idiosincrasia colombiana, el “NO” parecía imposible, parecía insólito. De primera vista, era como estar en contra de la paz, y eso es totalmente irracional, aunque sin embargo en nombre del bien se ha hecho en la historia mucho, pero mucho mal. 

Opinión

Más en El Subjetivo

Nicolás Sesma

Un escaparate en Chueca

«Hará unos veinte años, en uno de los primeros paseos recién llegado a Madrid, un escaparate, cerca de la plaza de Chueca, llamó mi atención. Era una agencia de viajes que se anunciaba como ‘Gay friendly’»

Opinión