José Carlos Rodríguez

No a la paz de ETA

ETA ha entregado 118 armas y menos de tres toneladas de explosivos. ¿Ha entregado todo su arsenal? No.

Opinión Actualizado:

No a la paz de ETA
Foto: Regis Duvignau| Reuters
José Carlos Rodríguez

José Carlos Rodríguez

Elegí vivir de contar lo que acaece. De todas las ideas sobre cómo debemos convivir, la libertad no me parece la peor.

ETA ha entregado 118 armas y menos de tres toneladas de explosivos. ¿Ha entregado todo su arsenal? No.
¿Renuncia definitivamente a cometer crímenes para obtener ventajas políticas? No.
¿Renuncia a sus objetivos políticos? No.
¿Reconoce el actual sistema político como legítimo y declarado que actuará dentro de él para lograrlos? No.
¿Reconoce el carácter de víctimas a todas sus víctimas? No.
¿Reconoce haber tenido amenazada a toda una sociedad, haber callado medios de comunicación, expulsado de su casa y de su tierra a familias enteras, haber extorsionado y robado? ¿Reconoce ETA todo el daño que ha hecho a la sociedad española? No.
¿Considera que sus crímenes deben considerarse como tales? ¿Condena su propio pasado? No y no.
¿Ha declarado que colaborará hasta que se esclarezcan cada uno de los 314 crímenes sin resolver? No.
¿Acepta ETA una paz que no sea el reflejo de sus propios dictados? No.
¿Acepta ETA convivir en una sociedad en la que todos se expresen libremente? ¿Acepta a quien no piensa como ellos o se opone legítimamente a sus propósitos? No
ETA sigue supeditando el funcionamiento del Estado de Derecho a sus pretensiones políticas
ETA reclama la máxima impunidad políticamente viable para sus asesinos.
ETA llama “generosidad”, una generosidad de nunca ha tenido, al desarme moral de la sociedad española.
ETA no tolerará una historia oficial que no sea la suya, ni tolerará un relato veraz de lo ocurrido.
ETA ve sus objetivos más cerca que nunca, y reconoce que son el fruto de su actividad criminal.
ETA reconoce que su terror le legitima ante parte de la sociedad española como un actor esencial en para alcanzar su paz, que no es la nuestra.
Por todo ello, y por muchas más razones, tenemos que mostrar nuestra oposición, resuelta, total y pública a cualquier acuerdo político que contemple la participación de ETA. Y en particular a este apaño ignominioso que quiere imponer. Todo lo que no sea la disolución de ETA y el buen funcionamiento de la Policía y la Justicia es un fracaso de nuestra democracia y de nuestra sociedad.

Más de este autor

Monarquía, pandemia y profilaxis

«Desde que Nietzsche proclamó la noticia de que Dios ha muerto, las monarquías cristianas son sistemas políticos republicanos. Eso es lo que podrá salvar la monarquía en España, que Felipe VI y sus sucesores actúen como republicanos ejemplares»

Opinión

Marea baja

«Pablo Iglesias ya está ahí, sentado en la mesa en la que se juega el poder, a punto de romper la baraja»

Opinión

Más en El Subjetivo

Ricardo Dudda

Para cuando vuelva el procés

«Para cuando vuelva el procés, habrá que insistir en lo de siempre. Hay tres cuestiones centrales en el catalanismo que lo son también del independentismo, y que han protagonizado la actualidad en los últimos meses: la lengua, el Estatut y las infraestructuras.»

Opinión

Gregorio Luri

Twitter en Pompeya

«Los arqueólogos han sacado a la luz más de 20.000 ‘graffiti’ -¡y los que aguardan!- que nos sorprenden por la familiar trivialidad que encontramos en ellos»

Opinión

Joaquín Jesús Sánchez

Los lloricas

«Seguro que ahora, el buen timonel de la transición estará apenado, sentado en la casa opulenta de algún amigacho, pensando en que los «menores de 40 años solo lo recordarán como el de Corinna, el del elefante y el del maletín». Podría ser peor, majestad, pero es que no nos dejan»

Opinión

Cristina Casabón

Contra la tiranía identitaria, humor

«El humor es lo contrario a la cultura de la indignación, o cancel culture; si nos preocupáramos menos por nuestras identidades o por estar creando universos morales, podríamos ser más libres y escépticos. ‘Woke’ es un libro de humor unido a una ironía feroz sobre el mundo identitario»

Opinión