Blas Pinar Pinedo

No podrán con la Navidad

Podrán perseguir a la Iglesia y podrán masacrar a quienes sigue creyendo en el Salvador que nació en Belén, pero jamás vencerán porque la victoria comenzó con el anuncio de un ángel y una mujer que aceptaba...

Opinión

No podrán con la Navidad

Podrán perseguir a la Iglesia y podrán masacrar a quienes sigue creyendo en el Salvador que nació en Belén, pero jamás vencerán porque la victoria comenzó con el anuncio de un ángel y una mujer que aceptaba…

Ha dicho un obispo español que celebrar una Navidad laica es como un cumpleaños sin nadie a quien felicitar… El contraste de la Navidad vivida auténticamente y más allá de los tópicos habituales se puede ver bien estos días en The Objective: en diferentes lugares del mundo esta fiesta es un motivo más para hacer el imbécil contra todo el significado del único misterio de nuestra historia. Sin embargo, entre la selección de fotografías, vemos la celebración de la Navidad en Belén, allí donde quiso nacer todo un Dios hecho ser humano.

También, para el que ha querido informarse, hemos podido ver la valentía de los cristianos perseguidos en tantos lugares reafirmando su fe en estos días fundamentales. Por mucho que quieran algunos, mediante persecuciones o asfixiándonos en un relativismo insoportable, la Navidad no dejará de constituir el hecho principal de la historia humana. Podrán quitar la fe a muchos. Podrán perseguir a la Iglesia y podrán masacrar a quienes sigue creyendo en el Salvador que nació en Belén, pero jamás vencerán porque la victoria comenzó con el anuncio de un ángel y una mujer que aceptaba… El resto, sencillamente, ha seguido ocurriendo y ya no se puede cambiar.

Más de este autor

Un premio para Fidel Castro

La gran trampa del comunismo es su permanente mentira que acaba por resultar atractiva a las personas ignorantes, rencorosas y desesperadas.

Opinión

Más en El Subjetivo