Efrain Gutierrez

Nos estamos acostumbrando

Expropiaciones, nacionalización, corrupción, fuga de dinero son los principales culpables del desabastecimiento evidente y ellos nos siguen dando teorías inverosímiles de guerras económicas y sabotaje a su proyecto

Opinión

Nos estamos acostumbrando

Expropiaciones, nacionalización, corrupción, fuga de dinero son los principales culpables del desabastecimiento evidente y ellos nos siguen dando teorías inverosímiles de guerras económicas y sabotaje a su proyecto

Nos están matando de hambre y nos estamos acostumbrando, era lo que decía una señora mientras hacia una cola en un centro comercial famoso de Venezuela, esperaba su turno para poder comprar dos litros de aceite y dos paquetes de harina «pan», que es lo que dejan sacar por persona.

Ese sentimiento de inconformidad y las caras de incomodidad se veían en todos los presentes y en todos los comerciales de la ciudad. Parece un campo de batalla, miembros del ejercito custodiando las largas colas, algunas para comida, otras para papel higiénico, mientras el representante de gobierno busca subsidio en otros países para que le de un poco de oxígeno a su sistema fracasado.

Expropiaciones, nacionalización, corrupción, fuga de dinero son los principales culpables del desabastecimiento evidente y ellos nos siguen dando teorías inverosímiles de guerras económicas y sabotaje a su proyecto destinado al fracaso.

La panorámica se dibuja aun más lóbrega (aunque suene trillado), cuando te das cuenta que buscan financiamiento para mantener este sistema moribundo que ha acabado con la producción nacional.

¿El pueblo es sabio y paciente? Parece ser muy paciente pero poco sabio.

Más en El Subjetivo

Gregorio Luri

El capitalismo cognitivo

«El mérito se nos ha hecho más complejo y esta es una buena noticia, porque la persona capaz de asumir riesgos no es necesariamente la que posee una mejor titulación»

Opinión

Julia Escobar

Recuerda, cuerpo

«Igual que el cuerpo se alimenta de comidas olvidadas, la obra del escritor incorpora lo que ha aprendido en el pasado para utilizarlo en el presente, de forma que para ser eficaz, la literatura tendría que ser lectura digerida»

Opinión