Laura Fàbregas

Nuevo hombre, viejo sapiens

"Me conformo con que el viejo sapiens recupere algunas de las buenas costumbres que en momentos de paz y prosperidad parecemos olvidar"

Opinión

Nuevo hombre, viejo sapiens
Foto: Borja Puig de la Bellacasa
Laura Fàbregas

Laura Fàbregas

Vivo entre Madrid y Barcelona. En tierra de nadie. Me interesan las causas incómodas. Pero lo importante no es lo que se dice sino lo que se hace.

Dice un proverbio chino -o algo parecido- que las crisis son también una oportunidad. Y no dudo de que sea así en el plano individual. Este virus, tan chino y universal como el proverbio, habrá servido para reflexionar sobre lo que realmente nos hace felices o, simplemente, para pasarse al veganismo, descubrir el yoga o dejar el café. Aunque sea momentáneamente, como un ayuno o detox.

Sospecho que, al mismo tiempo, la humanidad seguirá con sus grandezas y pequeñeces, y que a diferencia de lo que escribía algún ministro recientemente en La Vanguardia no significará ni el inicio de un “cambio de paradigma” ni “reencarnaciones colectivas”. Reforzará, quizás, la responsabilidad colectiva y la concienciación sobre la higiene personal. Incluso algunas de las mentes más estrechas que rechazan el uso de mascarillas se lavarán más las manos pensando exclusivamente en su salud, pero beneficiando indirectamente a su entorno.

Aunque de la pandemia no nacerá un nuevo hombre, me conformo con que el viejo sapiens recupere algunas de las buenas costumbres que en momentos de paz y prosperidad parecemos olvidar o descuidar. Más allá del progreso técnico y científico, espero que la crisis revalorice la buena gestión de la res pública. La de los hombres y mujeres grises y aburridos frente a los experimentos populistas. Y que barra la política de frívolos y cínicos.

Más de este autor

Vox y la política de la identidad

«El gran auge de Vox guarda relación directa con el procés independentista. Y de esa ingenuidad tan nociva de creer que un nacionalismo se gana con otro nacionalismo»

Opinión

Luís Figo el tuitero

«El perfil de Twitter de Figo es un canto a la falta de complejos y a la libertad. De derechas, sí, pero sin odio. Con humor».

Opinión

Más en El Subjetivo

Nicolás Sesma

Un escaparate en Chueca

«Hará unos veinte años, en uno de los primeros paseos recién llegado a Madrid, un escaparate, cerca de la plaza de Chueca, llamó mi atención. Era una agencia de viajes que se anunciaba como ‘Gay friendly’»

Opinión