The Objective
Publicidad
César Calderón

El Olonizaje

¿Qué va a pasar si Olona no consigue suficientes votos para entrar en el gobierno y debe quedarse 4 años de diputada rasa en Andalucía?

Opinión
19 comentarios
El Olonizaje

europa press

No sé a ustedes, pero a mí me maravilla Andalucía, una tierra a la que los dioses han bendecido con un clima privilegiado, una tierra fértil y unas gentes amables y generosas. Sobre todo generosas. Quizá demasiado generosas.

Tan generosas que según las encuestas un importante porcentaje de sus ciudadanos estaría dispuesto elegir como presidenta autonómica a  una candidata que ni ha nacido allí, ni ha vivido nunca entre ellos (aparte del ejercicio de simulación de haberse presentado al Congreso como paracaidista por una de sus provincias), ni al parecer conoce su cultura más allá de los tópicos habituales, algo a lo que por cierto jamás se hubiera atrevido ningún partido ni en Euskadi, ni en Cataluña, ni en Baleares, ni en Galicia ni en… bueno, para qué seguir.

Estoy hablando por supuesto de Macarena Olona, flamante candidata de Vox a la conquista  de Andalucía por el innovador método del alunizaje -en adelante Olonizaje-, que consiste en saltar sobre la superficie de Andalucía desde una nave espacial gritando muy fuerte ¡illo!, ¡olé!, y ¡miarma! ( que son las tres expresiones que al parecer asocian en su Alicante natal con Andalucíamientras trata sin mucho éxito – ¡La Vín, compae!-  de convertirse en Macarena de Graná.

Sin duda su partido tiene poderosas razones para presentar a Olona, una política que gracias a su popularidad mediática puede ayudar a que la marca Vox consiga unos mejores resultados que en las pasadas elecciones andaluzas, pero también presenta unas cuantas evidentes externalidades negativas que esta formación nacionalpopulista deberá resolver, entre otras y sin ánimo de ser exhaustivo:

1.- Un evidente problema de cuadros: ¿De verdad no había ningún andaluz o andaluza afiliado a Vox suficientemente preparado para poder ser presidente de la Junta que han tenido que traerse a la candidata desde Alicante?

2.- Su primera derivada: ¿Cómo van a responder los diputados andaluces de Vox, esos que llevan 4 años bregando en el parlamento ante una paracaidista impuesta por Madrid que les ha obligado a retrasar sus posiciones en las listas?

3.- Su segunda derivada: ¿A qué intereses va a responder esta ilustre alicantina en su paso por Andalucía en caso de conflicto, a los de los andaluces que la han votado o los de sus jefes de Madrid?

4.- Y la clave: ¿Qué va a pasar si Olona no consigue suficientes votos para entrar en el gobierno y debe quedarse 4 años de diputada rasa en Andalucía?

Así, si yo fuera periodista -cosa que afortunadamente no soy-, la primera pregunta que haría a Macarena Olona en su primera rueda de prensa como candidata a la presidencia de la Junta de Andalucía sería:

«¿Se compromete usted con los andaluces a seguir en el parlamento los 4 años de legislatura tanto si consigue llegar al gobierno como si no lo consigue?».

Y es que  los andaluces, antes de depositar su voto merecen saber si el nivel de compromiso que doña Macarena con Andalucía se va a quedar en vestirse de flamenca durante la campaña mientras suelta su acostumbrada y patriotera ristra de lugares comunes subida a una jaca jerezana o si realmente se va a comprometer a cumplir con el trabajo que comporta el puesto al que aspira, que no es otra cosa que cuatro años de pesada carpintería parlamentaria y miles de kilómetros de pateo anónimo de territorio sin cruzar Despeñaperros más que en vacaciones.

Entiéndanme, no es que no me fie de sus buenas intenciones, lo que me sucede es que no veo yo a su ego ni a su ansia de notoriedad cuatro años fuera de la adrenalina de los medios nacionales, el fragor de la tribuna del congreso y los canutazos multitudinarios de la carrera de San Jerónimo ad maiorem Oloni gloriam mientras languidece mes tras mes y año tras año chupando rueda de Juanma Moreno mientras trata de curar sus heridas en el antiguo hospital de las Cinco llagas, el edificio que tras muchos años sanando los males del cuerpo y del alma a los sevillanos, ahora sirve como sede al parlamento andaluz.

Únete a la discusión
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D