The Objective
Publicidad
Álvaro del Castaño

'Playlist'

«Mi encuentro con la música pop actual me ha conducido este verano a disfrutar de la música como factor sorpresa y estimulante y a dejar de lado mis prejuicios»

Opinión
1 comentario
'Playlist'

La cantante Rosalía durante su concierto en Almería el pasado 6 de julio. | Europa Press.

Reconozco que llevo toda la vida anclado en la banda sonora de mi juventud, como si viviera en una vieja película clásica que se repone una vez tras otra. Habiendo tenido la suerte de vivir una época dorada de la música con la movida madrileña, la época de las grandes bandas de rock, el punk, la música disco, los principios del tecno, del rap, siempre pensé que no hacía falta más, pues ya atesoraba una riqueza inacabable de creatividad. Por eso, dejé de tener interés real por la música pop contemporánea en algún momento de los años 2000.

Parte de esa falta de interés era pura arrogancia, me declaro culpable. Me acuso de caer en la trampa generacional,  de argumentar vehementemente que la «música pop actual» era inmensamente sencilla y repetitiva, con unas letras algo patéticas y simplonas. Desde mi pedestal de esnobismo intelectual construido sobre dos sólidas bases, por una parte el pop y el rock de Mecano, Led Zeppelin, Meat Loaf,  U2, The Police, Fleetwood Mc, Nacha Pop y Antonio Vega, Triana, Los Secretos, Alaska &, Loquillo, La Union, Simple Minds, AC DC, y por otra la musical española de toda la vida como Julio Iglesias, Raphael, Los Panchos, Jose Luis Perales, el clan de los y las Flores (Lola, Lolita, Rosario y sobre todo Antonio) entre otros muchos, me sentía hasta ahora como los de izquierdas, intelectualmente superior (en mis gustos musicales) a los demás. Por eso nunca había tenido la curiosidad de realizar un esfuerzo de acercamiento a la música actual, más allá de los hits globalmente famosos e intergeneracionales que se producían cada año.

Pero este verano todo ha cambiado. Mi encuentro con la música pop actual ha sido totalmente fortuito y nace del encuentro casual en las pistas de baile estivales con dos temazos, Mon Amour de Aitana & Zzolio y Tacones Rojos de Sebastian Yatra, y que me han conducido a redescubrir y disfrutar de la música como factor sorpresa y estimulante, vibrante, divertido, refrescante y a dejar de lado mis prejuicios.

Por lo tanto, igual que salí del armario como gran admirador del culebrón Café con Aroma de Mujer, hoy me reconozco seguidor musical de Aitana Ocaña, una chica de 22 años, ex-Triunfita, y fenómeno musical de los últimos dos años en España. Quiero compartir este descubrimiento con todos ustedes, pues estoy seguro que aunque muchos la puedan conocer por referencias o por los hijos, seguro que no han hecho el esfuerzo de conocer mejor su música. Aitana es compositora, atesora mucho talento, es muy guapa, y tiene ese aura de estrella del firmamento musical. Pero al mismo tiempo, y de manera muy singular, su imagen es elegante, accesible, cuidada, y sin entregarse en ningún momento a la sexualización imbécil en la que caen la mayoría de las starlettes de la galaxia del star-system musical internacional.

«Aitana Ocaña ha sido la artista española más escuchada en Spotify y está colocada en el número 300 del mundo en descargas»

Además nuestra Aitana parece inteligente y decidida, y emerge como una mujer empoderada, dueña de su futuro, y que se expresa con propiedad sin caer en las características palabrotas fáciles, en las letras estúpidas o en los topicazos. Para dar datos sobre el efecto Aitana, nada más se necesita comentar que ha sido la artista española más escuchada en Spotify, y está colocada como el artista número 300 del mundo en descargas dentro de  esa plataforma. Mon Amour ha sido escuchada nada más y nada menos que 400 millones de veces. Es esencial recordar que sabiendo las ventajas de las que disfrutan los artistas de EE UU y Reino Unido en esta industria, debido al idioma, la estructura del entramado empresarial que la soporta, como por la distribución, estar en el puesto 300 de música mundial es verdaderamente notable. 

Como contrapeso a Aitana está Rosalía, un auténtico fenómeno de estilo totalmente opuesto, una asombrosa creadora, una artista multidisciplinar, un huracán sobre los escenarios que ha sabido buscarse su hueco en la música global sin abandonar sus orígenes, sabiendo utilizar sus raíces para crear unos sonidos y ritmos originales muy vanguardistas. Rosalía es la número 100 en Spotify, lo que la coloca en el Olimpo de los dioses de la música actual.

Les invito a que escuchen este playlist de Spotify, especialmente preparado para mis lectores, compuesto por artistas iberoamericanos de música pop original y desenfadada, diseñada para ser feliz, para abandonarse al dulce placer del dolce far niente, para bailar y disfrutar este verano (Playlist – The Objective).

También quiero reconocer hoy que mi debilidad natural es por la música de pop-rock compuesta por una banda de música tradicional (voz, guitarra, bajo y batería), desde Mecano a U2. Por eso quiero destacar también mi último hallazgo, un (aún) desconocido grupo madrileño, muy bien llamado Katovit, (en honor a esas pastillas singulares de los 80 que tenían la increíble combinación de vitaminas y anfetamina). Liderado por los hermanos Rafa y Bruno Juristo, ambos de sólida formación musical, su sonido es rotundo, libre, poderoso, rockero, puro y vital. Sus temas Porque no te creo y Serramagna serán un descubrimiento para todos.

Tras este periplo de investigación del pop nacional decidí investigar quienes eran los artistas más escuchados del planeta en Spotify, y con cuantas descargas contaba cada uno. Mis descubrimientos fueron extraordinarios, sorprendentes y algo humillantes. Para mi pasmo, descubrí que dentro del top 10 mundial había cuatro artistas de los que jamás había escuchado su nombre, y que tenían descargas de miles de millones en algunas canciones. ¡Seré cateto!

La lista de los top 10 en Spotify es la siguiente:

  1. Ed Sheeran
  2. The Weeknd
  3. Justin Bieber
  4. Dua Lipa
  5. Harry Stiles
  6. Drake
  7. Doja Cat
  8. Bad Bunny
  9. Post Malone
  10. Taylor Swift

No sé cuantos de estos artistas conocen ustedes, pero yo reconozco con cierta vergüenza que nunca había oído mentar a The Weeknd (aunque si había escuchado sus canciones), Drake, Doja Cat y Post Malone. Esto representa algo inconcebible para alguien que creía vivir en el mundo actual, que se consideraba inquieto intelectualmente y que además estaba abonado a Spotify. Les voy a dar unos datos para que se sorprendan de mi incultura y falta de sensibilidad artística: Blinding Lights de The Weekend ha sido escuchada 3.000 millones de veces, One Dance de Drake 2.500dos millones de veces, Woman de Dona Cat 1.000 millones de veces y Rockstar de Post Malone 2.500 millones de veces.

Espabile querido lector, disfrute con Aitana y Rosalía en las pistas de baile, y descubra la música pop internacional actual… ¡no sea un inculto como lo era yo!

Únete a la discusión
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D