Ignacio Vidal-Folch

Palabras mágicas

Es encantador el modo en que estos aprendices de hombre se escudan tras su propia escritura al tiempo que la muestran --un poco en esto como el torero con la capa roja.

Opinión

Palabras mágicas
Ignacio Vidal-Folch

Ignacio Vidal-Folch

Nacido en Barcelona en 1956, escribe artículos para la prensa y ficciones. Su último libro publicado es la novela 'Pronto seremos felices'.

Es encantador el modo en que estos aprendices de hombre se escudan tras su propia escritura al tiempo que la muestran –un poco en esto como el torero con la capa roja.

Varios ensayos del sinólogo Leys, recogidos en “Breviario de saberes inútiles”, hablan del gran poder mágico que los orientales atribuyen a la palabra escrita con bella caligrafía, llegando al extremo de una aldea que contrató los servicios del calígrafo más famoso de su época para que escribiera el cartel que protegiese a sus vecinos de los ataques continuos de un tigre feroz que se había cobrado ya varias víctimas. A la entrada de la aldea el cartel decía: “Los tigres no son bienvenidos.”

Más de este autor

Igor el Ruso, en los campos de Teruel

«Vemos la cara banal del asesino, y en ese rostro de hechuras duras de un ser que dispara por la espalda a dos guardias civiles, y cuando éstos caen, se acerca a rematarlos, vemos un mal desinteresado y frío que parece negarse a cualquier idea. Esto, ¿no coloca a Igor no ya al margen de la sociedad sino de la humanidad?»

Opinión

Más en El Subjetivo

Julia Escobar

Aquellos editores de antaño

«Es evidente que a la incuria española (las editoriales no saben lo que quiere decir la palabra historia) hay que añadir lo difícil que resulta mantener una memoria cuando se pertenece a un pueblo al que no le dejan instalarse en paz en ningún lugar»

Opinión

Jordi Bernal

Freedom

«Tengo la duda de si los indultos servirán para facilitar la convivencia como afirma Sánchez o si, por el contrario, agudizarán la polarización política en la que vivimos instalados»

Opinión

Pilar Marcos

Acabará mal

«Esta historia de los indultos de Sánchez a Esquerra para mantener su Frankenstein acabará mal. Sus indultados son insaciables y viven de la reivindicación -pacífica o violenta, según convenga- de sus quimeras separatistas»

Opinión