Sandra Barneda

Piensa Mal: acertarás

Hay lugares que por su ubicación o recursos naturales son piezas de suma importancia geopolítica. Uno de ellos es Venezuela, cabe recordar que es el cuarto país productor de crudo del planeta y uno de los mayores en gas natural.

Opinión

Piensa Mal: acertarás

Hay lugares que por su ubicación o recursos naturales son piezas de suma importancia geopolítica. Uno de ellos es Venezuela, cabe recordar que es el cuarto país productor de crudo del planeta y uno de los mayores en gas natural.

Hay lugares que por su ubicación o recursos naturales son piezas de suma importancia geopolítica. Uno de ellos es Venezuela, cabe recordar que es el cuarto país productor de crudo del planeta y uno de los mayores en gas natural. Quizás por ello, las voces de protestas de los últimos incidentes no son sólo, a mi parecer, las que debieran, sino que el tono es sospechosamente vaporoso. Las revueltas en la calle, los muertos, decenas de heridos y, el intento de silenciar lo ocurrido, demuestran un país corrupto que calla a los medios y le da la espalda a su pueblo. Nicolás Maduro repite el sistema Chávez, el jefe de la oposición es detenido y, como mucho, un comunicado de la Casa Blanca pidiendo su liberación como el resto de detenidos, pero dejando claro que las relaciones entre ambos países no están en peligro. Demasiados intereses hay en juego y, por ello, esa insulsa petición para que se investigue la falta de libertad y violencia que se vive en ese país.

Nuevamente Estados Unidos se mantiene gélido y mas allá de la promoción del diálogo y la investigación internacional, deja claro que «el futuro de Venezuela le corresponde decidirlo a los venezolanos». Pensemos mal y deduzcamos que la no-intervención del país que se abandera como el protector de los Derechos Universales sea porque EEUU sigue siendo el principal importador de crudo de Venezuela. Aunque Maduro y Evo Morales les acusan de lo contrario: promover las protestas para apoderarse del crudo. ¿Realidad? Crisis acuciante, alta inflación, una preocupante falta de productos básicos y el cierre de rotativos por escasez de papel. La sociedad pide a gritos un cambio con una nueva revuelta ciudadana. No hay que ser lumbreras para deducir que ni es la primera ni será la ultima. ¿Cuál es el problema con Venezuela? Piensa mal y acertarás.

Más de este autor

Bibi Asesinada

Me asustan algunas realidades, me hieren profundamente y, más allá de sacarme la ira, me cubren de estupefacción ante la impotencia de cambiar las cosas a ritmo de chasquido de dedos. Hay imágenes que te embriagan de belleza.

Opinión

Schumacher despierta

Cinco meses y medio pueden ser una eternidad o un chispazo en la vida. Para la mayoría se bascula entre esas dos realidades, pero para muy pocos, como para Michael Schumacher, un enorme blanco desde el pasado 29 de diciembre.

Opinión

Más en El Subjetivo