José Carlos Rodríguez

¿Por qué el bitcoin tiene tanto valor?

«Un bitcoin no sirve para nada más que ser intercambiado, por lo que su valor podría volver a la pizza de 10.000 bitcoins, o incluso desaparecer»

Opinión

¿Por qué el bitcoin tiene tanto valor?
Foto: André François McKenzie
José Carlos Rodríguez

José Carlos Rodríguez

Elegí vivir de contar lo que acaece. De todas las ideas sobre cómo debemos convivir, la libertad no me parece la peor.

Cada bitcoin ronda los 50.000 dólares, unos 40.000 euros. No sé qué pensamiento le traerán estos precios a Laszlo Hanyecz, que en 2010 pagó 10.000 monedas virtuales por una pizza. Quizás haya guardado alguno de los que tenía entonces, y sea uno más de esa pequeña fracción de la sociedad global que posee bitcoins. Creo que un invento que ha pasado de valer menos que un céntimo a poder costear la entrada de una casa merece algo de explicación.

Aunque se le considera un dinero electrónico, en realidad no lo es. No es dinero, pues no es un medio de intercambio aceptado de forma general. No se aceptan bitcoin en cualquier tienda o comercio electrónico. Quizás nunca lo sea. Si uno sigue el rastro histórico de cualquier moneda, acabará vinculando su valor con un bien que tiene valor de uso; generalmente oro y plata. Un bitcoin no sirve para nada más que ser intercambiado, por lo que su valor podría volver a la pizza de 10.000 bitcoins, o incluso desaparecer. Pero en la medida en que sea aceptado por otro como como refugio, el bitcoin no perderá todo su valor.

Cimientan su valor tres pilares. El primero, que su número está tasado en los 21 millones de unidades, y que ningún desarrollo posterior podrá aumentarlo. El segundo, que su producción no depende de un banco central ni, por tanto, de un político. Cualquiera puede participar en la «minería» de nuevos bitcoin, participando en las labores de control de la propia red. Y el tercero es que los gobiernos han sido incapaces de echar el sistema abajo.

Por eso, a cada intento del Gobierno de China o de cualquier otro de intentar acabar con bitcoin le sigue un aumento de su valor: Superada la prueba de su resistencia, los ciudadanos renuevan su confianza en la moneda virtual.

Hay tres acciones dirigidas por los gobiernos de todo el mundo, no contra bitcoin sino contra nosotros, que auguran un futuro estratosférico al bitcoin. La primera es la apuesta por una inflación de las monedas fiat, todas las monedas nacionales son fiat. La segunda es la decisión de quitarnos el dinero de nuestras manos, y que todo pago, por mínimo que sea, pase por un sistema electrónico observable a los ojos de Hacienda. Y la tercera, derivada de las otras dos, consiste en entrar en el averno de los tipos de interés negativos. Tres cañones contra nuestras finanzas, de cuyas balas podemos escapar comprando oro y bitcoin.

Más de este autor

Rewind

«Para mí, la cinta era libertad, mientras que la radio (la fenecida Radio 80) era una vía de descubrimiento, y el vinilo la perfección en el sonido»

Opinión

Un bello cadáver

«Un partido creado por intelectuales acabó siendo liderado por Albert Rivera, que esparció frases de autoayuda por las sedes de Ciudadanos. Bien, un líder como Rivera necesita reforzar su carácter con consejos de galletitas de la suerte. Pero quizás no fuera suficiente»

Opinión

Más en El Subjetivo