The objective

El Subjetivo

Opiniones libres de algoritmos

Opiniones libres de algoritmos

¿Por qué no?

"Todos saldrían ganando con una abstención del PP que permitiera gobernar a Pedro Sánchez"

Foto: Bernat Armangue | AP

Dirigentes del PP se echan las manos a la cabeza cuando se les sugiere una abstención que permita a Pedro Sánchez ser investido presidente sin necesidad de compadrear con los independentistas y con Bildu para hacerse con sus votos. Esas manos a la cabeza no tienen sentido: ¿Por qué Pablo Casado, Teodoro García Egea y Javier Maroto, máximos responsables del partido, no dan unas vueltas al asunto? ¿Por qué no?

Todos saldrían ganando con esa abstención, todos excepto los independentistas y antiguos aliados de los etarras, que se quedarían sin elementos de negociación con un Gobierno que no los ha necesitado. Saldría ganando también el PP, que no acaba de encontrar aceptación generalizada con la tan promocionada renovación que convence a pocos –lo demuestran los resultados electorales- y que con esa decisión al menos demostraría que da prioridad a los intereses de España, que saldría muy mal parada con un Gobierno supeditado a las demandas, exigencias, chantajes y caprichos de partidos antiespañoles. Por supuesto saldrían ganando también Pedro Sánchez y su Gobierno, pero al menos se abriría un periodo de necesaria estabilidad tras los meses posteriores a la moción de censura, con un Gobierno tan débil que tuvo que adelantar las elecciones, un PSOE dañado a pesar del Gobierno, un Podemos más cerca de desaparecer que de salir potenciado, y un PP manga por hombro entre otras razones porque no sabe cómo manejar una situación complicada y que da bandazos a un lado y a otro sin encontrar sus referencias. Por no hablar de que un PP con gestos de política de Estado dejaría malherido a Vox, que se nutre de los desencantados del PP; como se nutre también Ciudadanos, aunque por el otro lado.

¿Significaría eso que el PP renuncia a hacer oposición? Quien lo piense es que no sabe nada de política. Se puede hacer una oposición durísima tras facilitar la investidura de un presidente de gobierno. Durísima. Echando atrás las medidas que considere lesivas y apoyando solo las de Estado. Como hacen los grandes líderes de la oposición en los países con cultura democrática.

Que lo piense el trío dirigente del PP. No tiene nada que perder … y mucho que ganar. Porque, les guste o no, Sánchez tiene muchas cartas en su mano para ser presidente, el PP no puede impedirlo.

Más de este autor

Señas de identidad

Para un número destacado de políticos los principios valen lo justo, lo que importa es que la política les garantice un sueldo

Más en El Subjetivo

Andrea Camilleri: adiós a todo eso

Ahora sé que aún quedan cuatro libros de su serie por publicarse en castellano, incluido el último, que escribió cuando se dio cuenta de que, quizá, pero sólo quizá, algún día todo aquello terminaría para siempre. Pero vivió hasta el último día como si eso fuese una posibilidad remota.