Marcela Sarmiento

Presumir de talante

No hay más remedio. Nuestro único deber es darle la bienvenida al nuevo año con una buena actitud.

Opinión

Presumir de talante

No hay más remedio. Nuestro único deber es darle la bienvenida al nuevo año con una buena actitud.

No hay más remedio. Nuestro único deber es darle la bienvenida al nuevo año con una buena actitud. No parece frase de cajón es con toda seguridad una de ellas pero no encuentro mejor manera de encarar lo que nos espera. Intentaré cumplir al pie de la letra lo que el 94% de los Filipinos quiere para 2014, vivir sin miedo y con esperanza. Una declaración que nos presenta un nuevo deseo: la prosperidad emocional. No estaría nada mal conjurar por ella. 

Para que negar que empezamos el año con cierto apetito de triunfo. Por más escepticismo que muchos quieran predicar todos los meses de enero aspiramos a ser premiados por el destino. No siempre será posible. En cualquiera de los dilemas que la vida nos tenga para los días venideros no hay mejor opción que presumir de talante. Está comprobado. La disposición nos vacuna contra la insensatez y también contra la amargura que a su vez amenaza insistentemente con contagiar a quien se acerque.

Conozco personas que se niegan a aceptar que en la mayoría de los casos de nuestra postura depende lo demás y se empeñan en renegar las 24 horas del día. A esos pacientes les auguro que el recién llegado año nuevo no tendrá buen pronóstico. Ahora, para todos hay hojas de reclamaciones disponibles. El problema en éstos casos es saber a quién las dirigimos. 

Con el año empieza un nuevo reto. Cada uno de nosotros le pondrá un rótulo. El que le apetezca. Mientras nos debatimos entre la salud, el dinero y el amor valdría la pena recibir los mensajes que nos llegan desde el fondo del mar en Filipinas. Un lugar donde hace unos meses un supertifón azotó y arrasó con miles de ilusiones y sueños. Irónicamente también es el escenario que hoy abre paso al optimismo con el mejor letrero posible: Welcome 2014! 

Les deseo un maravilloso primer domingo del año.

 

Más de este autor

Besalamano

Ante la noticia del buzón de Dickens tengo que declararme públicamente amante de las cartas a mano. De la buena caligrafía. De la buena ortografía. De lo que mi remitente quiera decirme a través de su letra.

Opinión

Telerealidad

No ha habido razones para convencer al juez e Isabel Pantoja tendrá que ingresar a la cárcel. Su vida continuará siendo el drama de siempre.

Opinión

Más en El Subjetivo

Julia Escobar

Aquellos editores de antaño

«Es evidente que a la incuria española (las editoriales no saben lo que quiere decir la palabra historia) hay que añadir lo difícil que resulta mantener una memoria cuando se pertenece a un pueblo al que no le dejan instalarse en paz en ningún lugar»

Opinión

Jordi Bernal

Freedom

«Tengo la duda de si los indultos servirán para facilitar la convivencia como afirma Sánchez o si, por el contrario, agudizarán la polarización política en la que vivimos instalados»

Opinión

Pilar Marcos

Acabará mal

«Esta historia de los indultos de Sánchez a Esquerra para mantener su Frankenstein acabará mal. Sus indultados son insaciables y viven de la reivindicación -pacífica o violenta, según convenga- de sus quimeras separatistas»

Opinión