Nuria Val

Puigdemont y la Orden de la Crida

El independentismo atraviesa su momento más crítico. La aventura de Carles Puigdemont en tierras belgas puede alargarse hasta el olvido y el expresident fugado está nervioso.

Opinión Actualizado:

Puigdemont y la Orden de la Crida
Foto: Frank Molter
Nuria Val

Nuria Val

Periodista. Reflexiono a partir de la intrahistoria política. Dame un buen libro en la montaña. En constante aprendizaje.

El independentismo atraviesa su momento más crítico. La aventura de Carles Puigdemont en tierras belgas puede alargarse hasta el olvido y el expresident fugado está nervioso. Quim Torra y la cúpula del PDeCAT ya han pasado estos días por Waterloo para rendir pleitesía y recibir órdenes. Aunque el partido esté “desmembrado”, desvela un exdirigente centrista, todavía impera el “Fuenteovejuna, todos a una” para sacar adelante este año judicial y electoral. La negociación de los Presupuestos, el juicio del procés, la Mesa para el Diálogo del Parlament, la convocatoria de elecciones y la investigación del Tribunal de Cuentas son los principales retos en los que pretenden salir airosos –apurar los plazos, lo llaman-.

La conclusión dentro del PDeCAT es que “se están haciendo las cosas bien”. Sus dirigentes ya admiten en privado que aunque el 27-O no lograron la autodeterminación, “el independentismo ha salido fortalecido” para los próximos asaltos. Hasta el momento, el plan de Torra ha consistido en agitar la calle e internacionalizar la causa para tapar las grietas del independentismo. “Se seguirá haciendo”, sugieren, pero ahora, tal y como apuntan en Madrid y Barcelona, “las apariencias engañan” y los contactos entre PSOE y PDeCAT son continuos. “Cuantas más concesiones arranquen mejor”, señalan partidarios del cisma. Mientras, Sánchez les hace llegar (por distintas vías) el argumento de que les resultará más conveniente que siga él en Moncloa cuando se dicte sentencia sobre el juicio del procés.

Sin embargo, a Puigdemont le sucede lo mismo que a Iglesias con Sánchez: no se fía de él. A esto se suman los constantes desencuentros con su principal socio (ERC) y la incomprensión de medio PDeCAT, que sigue luchando por recuperar el partido hacia el centrismo. Visto: el exlíder se está quedando solo en Bélgica y necesita vía de escape.

Por eso y según las fuentes consultadas, el expresident ha adelantado los trámites para la creación de su nuevo instrumento político: la Crida Nacional per la República. Su entorno explica que están pendientes de que el Ministerio del Interior apruebe los estatutos y el registro como partido para poder concurrir a elecciones, si así se decide. Con esta Orden, Puigdemont busca pasar de pantalla manteniendo sus postulados –lo mismo de siempre-. En esta nueva aventura le acompaña el exlíder de la ANC, Jordi Sánchez, que desde prisión coordina, mediante reuniones una vez por semana, a los encargados de organizar el próximo 26 de enero en Barcelona el congreso fundacional de la Crida.

A Sánchez se le acumula el trabajo. Con Presupuestos o sin ellos, el juicio del procés marcará un antes y un después en Cataluña. El curso de la Justicia ya es imparable, los presos tendrán un papel destacado con el panorama político en proceso de cambio. Lo que hace falta es que este episodio no se perpetúe en el día de la marmota.

Más de este autor

Podemos y su ofensiva contra el Rey

«Sánchez es el eterno malabarista que camina sobre la fina línea de su militancia y electorado, dividido entre seguir la estela ‘Felipista’ o apostar por la tradición republicana»

Opinión

La legislatura comienza ahora

«Del brote a la normalidad y de la normalidad al brote hasta que no haya vacuna. Urge contar con un plan de coordinación horizontal y vertical en la sanidad»

Opinión

Más en El Subjetivo

Víctor de la Serna

De aquella bronca a una buena colaboración

«En cierto modo Kamala Harris es una versión femenina de Barack Obama: familia burguesa de alto nivel cultural, su negritud es relativa ya que es hija de profesores universitarios extranjeros, india y negro, sin antecedentes dentro de la población descendiente de los esclavos»

Opinión

Paco Reyero

Kamala Harris, el origen y mucho más

«En la política (y probablemente más en la política norteamericana) todo es pasajero: recuérdese el rechazo de George Bush padre a Ronald Reagan, del que luego fue fiel vicepresidente dos mandatos y sucesor presidencial»

Opinión

Ferran Caballero

Que gane el campeón

«Lo que celebra Nike, lo que celebra el progresismo, ya no es el progreso sino el presente, con todas y cada una de sus contradicciones y por muy terribles e injustas que puedan ser»

Opinión

Lea Vélez

La fama alcanzable

«La fama es un tema enorme, un asunto extraño, una frontera narrativa. No se ven igual las cosas desde aquel lado de la fama, desde el mundo del famoso»

Opinión