The objective

El Subjetivo

Opiniones libres de algoritmos

Opiniones libres de algoritmos

Pura Vida

Movidos por esa humildad que nada busca, pero que a la vez lo encuentra todo, fueron a buscar a Iñaki a la montaña. No consiguieron salvarle. Su cuerpo, a petición de la familia, sigue disfrutando a 7.400 metros de altitud.

El monte es pura vida incluso cuando mata.

Iñaki Ochoa de Olza (1967-2008) intenta escalar el Annapurna. Cuando alcanza los 7.400 metros se da cuenta de que no puede seguir subiendo. Allí, refugiado en una tienda de campaña, con la piel granate y el cerebro enloquecido por el frío, espera un rescate imposible. La montaña le quita la vida poco a poco.

El rumano Horia Colibasanu, el suizo Ueli Steck, o el kazajo Denis Urubko, son algunos de los que intentaron ascender en las peores condiciones hasta el campamento base que refugiaba a Iñaki. En una de sus últimas entrevistas antes de emprender el que sería su último viaje, Ochoa de Olza dijo: “El alpinismo es ser libre. Estar ahí arriba se reduce a cosas muy simples y, por eso, me gusta”.

Movidos por esa humildad que nada busca, pero que a la vez lo encuentra todo, fueron a buscar a Iñaki a la montaña. No consiguieron salvarle. Su cuerpo, a petición de la familia, sigue disfrutando a 7.400 metros de altitud. Sigue disfrutando porque Iñaki quería alejarse del ruido. Según solía contar, “la televisión, el sillón, y la sociedad occidental enturbian la relación del ser humano con la naturaleza”.

Kevin Jorgeson y Tommy Caldwell han escalado en dos semanas una pared de 900 metros. Buscaban todo, buscaban nada… Querían ser pura vida.

Más de este autor

Más en El Subjetivo

Maniobras de escapismo

"Ayer a media mañana el Presidente Pedro Sánchez propuso al President Quim Torra que el próximo lunes 24 de febrero se constituya la mesa de negociación entre gobiernos en el Palacio de La Moncloa"