Paloma Barrientos

Rafa Nadal, la marca España

Rafa mantiene su esencia sin que la vanidad forme parte de su curriculum

Opinión

Rafa Nadal, la marca España

Rafa mantiene su esencia sin que la vanidad forme parte de su curriculum

Rafa es lo más exportable y mejor que tenemos como marca de “casa”. Y no solo porque lo gana todo sino porque se trata de una hombre con una imagen deportiva y personal impecable. Aún recuerdo como hace cuatro años consolaba a Federer cuando lloraba como un niño chico cuando le gano en el Abierto de Australia. Rafa le agarraba y se contenía para no dar saltos de alegría que hubiera sido lo suyo. El suizo lo habría hecho, pero él, meticuloso con el juego igual que los sentimientos ajenos se tragó lágrimas ajenas. 

Me gusta el tenis y disfruto con cualquier partido medianamente bueno aunque no lo disputen grandes figuras, pero ver a Nadal como se mueve, la potencia de la bola, el brazo destructor que teme el enemigo es realmente impresionante. Se mueve en la pista y salta con una agilidad de felino que asusta porque muchas veces esos movimientos han supuesto en su momento un sufrimiento que superaba como podía.

Rafa mantiene su esencia sin que la vanidad forme parte de su curriculum. Su vida doméstica y alternativa sigue siendo la misma. Mantiene amigos, novia, y su familia es el pilar fundamental de su existencia. Tanto es así que la breve separación de sus padres le supuso un bajón en su carrera profesional. En ese momento no se sabía y no se encontraban explicaciones a un imperceptible revés. Después, como siempre hace, dio explicaciones. Me gusta Nadal por todo.

Más de este autor

¿Y la alta costura de París?

En las pasarelas de París, ya no hay caras sino espaldas. Decir París es decir amor, luz y moda. Coco Chanel elevó a categoría superlativa la costura.

Opinión

¿Y quién cuidará de ella?

¿Y ahora qué? ¿Qué pasará con ella? ¿Cuánto tiempo la dejarán respirar hasta que de nuevo la coloquen al borde del precipicio? El drama de la niña de los ojos grandes y las uñas pintadas no ha hecho más que empezar

Opinión

Más en El Subjetivo

Jorge Freire

El donoso escrutinio

«A falta de novelas de caballerías que expurgar, bueno sería acometer un donoso escrutinio que sometiese a discusión aquellas supercherías que tomamos por verdades»

Opinión