Natalia Angulo Haynes

Rebelión en la granja

La primera huelga general de este año contra las medidas neoliberales impuestas por la Troika y que se ha desarrollado en más de 60 ciudades griegas paralizó Atenas este pasado 9 de Abril.

Opinión

Rebelión en la granja

La primera huelga general de este año contra las medidas neoliberales impuestas por la Troika y que se ha desarrollado en más de 60 ciudades griegas paralizó Atenas este pasado 9 de Abril.

La primera huelga general de este año contra las medidas neoliberales impuestas por la Troika y que se ha desarrollado en más de 60 ciudades griegas paralizó Atenas este pasado 9 de Abril. Convocada por los sindicatos más importantes del país, ha durado 24 horas en las que miles de personas han salido a las calles de la capital helena, para protestar contra los recortes en el sector público, los despidos masivos y la liquidación de los derechos laborales y sociales. En la huelga han tomado parte empleados del sector público, de bancos e instituciones financieras, profesores, jueces y empleados de prisiones y se ha paralizado prácticamente el tráfico ferroviario y marítimo.

Desde hace unos meses, Grecia ocupa el primer lugar en la lista de desempleo en países de la Unión Europea con un 28% de paro (y aún así las autoridades de Grecia tienen previsto despedir a 25.000 empleados más del sector público a finales de año). El segundo puesto lo ocupa España, donde el paro es del 25,8%, mientras que en la eurozona el nivel medio de desempleo es del 12%.

Los recortes acordados entre el Gobierno griego y la Troika a cambio de un rescate que solo sirve para que el país pueda pagar parte de la deuda a los bancos europeos, condenan a la población a la pobreza y hacen de Grecia, y de cualquier país que acepte tales condiciones, una esclava de unas deudas imposibles de saldar. Y ante una situación sin solución, viene a mi memoria una escena sacada de «Rebelión en la Granja», donde la única manera de acabar con la tiranía de los cerdos fue precisamente indignarse y rebelarse contra el sistema establecido por los tiranos.

Son políticas que, como el caballo de Atila, han asolado cada país por las que han pasado empobreciendo a la sociedad y empujando a la economía a la recesión, mientras intentan justificarse con expresiones como «interés público» o «sostenibilidad del sistema» y tratan de convencer a la población de que ha gastado más de lo que podía, que la crisis es en buena medida culpa suya y que estos reajustes son necesarios para salvar lo poco que se pueda. Para denunciar el fracaso de las políticas de austeridad solo existe un vía: la indignación ciudadana y sus distintas materializaciones. Pueblo griego, yo estoy con vosotros.

Más de este autor

De la moda Friki

El canal friki por excelencia, TNT se ha tomado en serio lo del Día del Orgullo Friki y este año se ha puesto como objetivo encontrar al Friki Master; o lo que es lo mismo, a la persona más friki de España. Así que en el capítulo de Big Ban Theory, Sheldon se dirige a los frikis españoles y les hace un llamamiento a todos aquellos que se consideren unos fanáticos de las series, los videojuegos, los cómics, la ciencia ficción, el manga y la tecnología, para que demuestren su sabiduría friki en este concurso de televisión.

Opinión

La orilla blanca, la orilla negra  

Como decía al principio Mohamed Ali Malek ha sido reconocido por uno de los inmigrantes supervivientes como uno de los dos culpables de la tragedia más grave ocurrida en aguas del Mediterráneo. El segundo culpable somos nosotros, culpables de cada una de esas muertes, todos nosotros, nuestros países, nuestras políticas de inmigración, nuestra indiferencia, todos incluidos tú que lo lees y yo que lo escribo.

Opinión

Más en El Subjetivo

Gregorio Luri

Acting white

«Ni el libro, ni el conocimiento, ni la evaluación son residuos del etnocentrismo blanco. Tampoco el multiculturalismo por sí mismo favorece la convivencia»

Opinión