The objective

El Subjetivo

Opiniones libres de algoritmos

Opiniones libres de algoritmos

Rescates, gayumbos y gimnasia facial

¿Afectará a la imagen pública del portugués haber sido el alma publicitaria del mayor fiasco bancario de su país? A quienes crean que sí, les recomiendo encarecidamente que busquen en internet el vídeo de Facial Fitness Pao.

Si recuerdan las campañas de Cristiano Ronaldo anunciando el Banco Espírito Santo, vean ahora su foto protagonizando el spot de los calzoncillos que llevan su nombre para entender cómo se han quedado los accionistas de la entidad, recién nacionalizada, que el futbolista promocionó durante una década. Efectivamente, en gayumbos.

El rescate de la mayor entidad lusa por capitalización bursátil costará a los contribuyentes 4.900 millones de euros, 4.500 de ellos de fondos europeos. La peor parte se la llevan sus accionistas, que han perdido unos 8.000 millones en cinco meses de descalabro. Pero, de momento, los 75.000 depositantes españoles que Ronaldo contribuyó a captar con sus campañas pueden estar tranquilos. El Fondo de Garantía de Depósitos cubre hasta 100.000 euros. Algo menos, por cierto, de lo que el portugués gana en un par de días.  

Afectará a la imagen pública del portugués haber sido el alma publicitaria del mayor fiasco bancario de su país? A quienes crean que sí, les recomiendo encarecidamente que busquen en internet el vídeo de Facial Fitness Pao un anuncio protagonizado por CR7 estrenado hace un par de días en Japón. De veras, merece la pena. El portugués promociona allí un extraño artilugio de gimnasia facial a modo de bola de sado con alas, propio de las deshoras más intempestivas de la teletienda. Es muy ridículo. Mucho. Y si la imagen de Ronaldo puede con esto, puede con todo.

Eso sí, cuando vean el anuncio japonés fíjense que Ronaldo no llega nunca a ponerse el aparato que promociona. Tal vez tampoco metiera su dinero en el Espírito Santo. Los gayumbos, por lo menos, sí que se los vemos puestos.

Más de este autor

Rakel y el algoritmo

"Estamos experimentando con humanos". Así de claro lo ha reconocido Christian Rudder, fundador de OKCupid, uno de las web de citas online más importantes ...

Más en El Subjetivo

Cuidado con los cuidados

"Reivindicar esta “ética del cuidado” como la aportación distintivamente feminista a la vida pública e institucional, despertaba, y sigue despertando, un lógico recelo: “naturalizar” ciertas distribuciones de roles, actitudes y tareas"