Irene Cacabelos

Resistiré

Termina por fin la semana de los balances. Y lo que es más importante, termina la semana de hacer balance de los balances.

Opinión

Resistiré

Termina por fin la semana de los balances. Y lo que es más importante, termina la semana de hacer balance de los balances.

Termina por fin la semana de los balances. Y lo que es más importante,  termina la semana de hacer balance de los balances.

Empezando por el del Rey que, a decir verdad, no lo tenía nada fácil este año. Había mucha expectación ante sus palabras, o eso nos gusta decir a los periodistas. Sin embargo, la realidad es bien distinta y nos ha demostrado una vez más que no siempre el interés periodístico coincide con el del ciudadano. Las audiencias confirman que ha sido el mensaje menos visto de los últimos quince años cuando, al mismo tiempo, ha podido ser uno de los más importantes.
   
El Rey no se ha dejado casi nada en el tintero, o más bien, ya no se podía permitir esquivar ningún frente. No se lo perdonarían. Y creo, sinceramente que ha salido airoso del paso. Muchos creen que en 2013, Don Juan Carlos había tocado fondo y que era el momento de retirarse o por el contrario pisar el acelerador. Es evidente que ha optado por lo segundo. Ni piensa abdicar ni su salud le impedirá seguir al pie del cañón. Vamos, que tiene cuerda para rato y además mucho mejor aspecto que hace unos meses. Confirmado por mi madre y mis tías que en eso no suelen equivocarse.

También ha tenido examen estos días Mariano Rajoy. Menos lucido pero igual de importante. Tampoco ha sido un año sencillo para el presidente del Gobierno. Acuciado por los datos de paro, las protestas y la corrupción, no era tarea fácil poder sacar pecho ante la prensa. Pero lo ha hecho. Empieza a haber algún brote verde que vender y en el ecuador de la legislatura esto viene que ni pintado. Hay luz al final del túnel aunque casi nadie la vislumbra, y dos años por delante para remontar las encuestas. 24 meses son una eternidad, y en política todavía más.
      
Personalmente les diré que estoy deseando que acabe este año. Creo  que el Rey y Mariano Rajoy también. A veces hay que tocar fondo para empezar a subir a la superficie. Espero que nos veamos todos arriba.

Más de este autor

Artur Mas, el pastor

Ahí va Artur Mas guiando a la mitad de su rebaño en una dirección, mientras el resto toma el camino contrario ignorando sus indicaciones. Es paradójico, pero muy similar a lo que está ocurriendo en Cataluña.

Opinión

Sondeos de Halloween

Es la pesadilla de todo estratega electoral. Las encuestas pueden apuntalar o desmoronar los planes de campaña y las últimas que hemos conocido tienen un denominador común : el auge de Ciudadanos.

Opinión

Más en El Subjetivo

Jaime G. Mora

Las transiciones del rey

«¿Será Juan Carlos el rey que lideró la transición de una dictadura a una democracia, el que la aseguró el 23-F, y al mismo tiempo el rey que facilitó la transición de una monarquía parlamentaria a una república?»

Opinión

Daniel Capó

Hijos de la ira

«Las estatuas nos juzgan con sus ojos. Nos miran y nos observan sin decir nada, calladas como una sombra que pesa sobre nuestras conciencias»

Opinión