The objective

El Subjetivo

Opiniones libres de algoritmos

Opiniones libres de algoritmos

Sánchez, dionisiaco conquistador; susana, apolínea estratega

Según las notas y las pretensiones del discurso de Sánchez –tan distante del que dio en la barriada de Pino Montano, Sevilla, en diciembre de 2015, en donde predominó la unión de partido, la ilusión de ganar las generales, el ideario de aplauso fácil- podríamos intuir una refundación, minoritaria en cuanto a seguidores, eso sí, en la que el PSOE resolviera su crisis de identidad acercando sus principios a los de un Podemos de tonos errejonianos; es decir, una izquierda más de reforma que de ruptura, más institucional que callejera, pero manteniendo la mano de la jura en los libros de Gramsci. Esta escenografía en el decorado, claro. Ya vendrá la realidad para decir su última palabra.

Mientras tanto, Dios dispone y Susana –que es la diosa del socialismo- propone los hilos. ¿Patxi López? Quizá de labor de escudero. Díaz sigue haciendo lo de siempre: paciente ejercicio de estrategia de puertas para adentro, moviendo fichas sin que se note, dando a entender a los medios una postura para acometer otra, jugando sus cartas con frialdad y delicadeza. Cuando menos lo esperemos, cuando más distraídos estemos y los líderes más confiados, saldrá de su propio enigma, y sibilinamente aniquilará a sus oponentes. Pero aún es pronto para eso. Con la tutela de la banca, Antonio Pulido mediante, sobra y es suficiente. Por ahora, obvio.

Más de este autor

Más en El Subjetivo