The objective

El Subjetivo

Opiniones libres de algoritmos

Opiniones libres de algoritmos

Se van a enterar

El pancismo afeó a Obama que en su viaje a España no se dignara correr un encierro, firmar una bota de jerez o darse coscorrones contra el santo, apremiado como estaba por los sucesos de Dallas. Así, con la misma flema de aquel mítico redactor del Arriba que, sentado a la máquina de escribir, iba voceando: “¡Se van a enterar en Moscú!”, nuestro nuevo mester de la hidalguía ha cronometrado al mochilero. ‘Hum. Con éste, 50 minutos; con ése, 48; con aquél, 23. Y con los suyos, ¡ajá!, más de 3 horas. ¡Ahí lo tienen, éste es Obama, señores!’.

Algo habrá que achacar, asimismo, al prurito berlanguista, esa alucinación, tan española, de ver a Mr.Marshall en cualquier americano. El caso es que no. Que no sabemos. Aún no nos habíamos respuesto de la sentadilla que protagonizó el Adolescente cuando los periódicos, y muy concretamente dos, publican un vahído a cinco columnas. Un vahído, ay, geoestratégico. El continente aislado, parafraseábamos hace apenas un par de semanas a propósito del Brexit. Y todo para acabar gritando, como quien da un pase de pecho, ‘Hola y adiós’, que tanto me recordó al horrísono Hemos pasao.

Más de este autor

El mal mayor

El activista hispano-argentino Gerardo Pisarello siguió estudios de Derecho en la Universidad Nacional de Tucumán, su ciudad natal. En 1995, no bien obtiene la licenciatura (...

Apolítico

La renuencia de Rivera a las banderías no tenía que ver con una supuesta voluntad de consenso, sino con su desafección respecto al debate, digamos, ideológico

Más en El Subjetivo

Dignidad

Como nunca estuvo muy claro qué añade la dignidad a los derechos humanos, con el tiempo, aquélla ha aspirado a ser el fundamento metafísico de estos