Eugenia Karolyi Popcev

Sentencia dibujada

¿En que época estamos viviendo? Todos con el móvil de última generación, pero con una mentalidad pre-histórica que a los homo sapiens les daría pena ajena.

Opinión

Sentencia dibujada

¿En que época estamos viviendo? Todos con el móvil de última generación, pero con una mentalidad pre-histórica que a los homo sapiens les daría pena ajena.

Como periodista me jode que los dichosos yihadistas vayan asesinando colegas en nombre de Alá. Lo primero que se me viene a la mente es una imagen que pone: «Si vas a matar a personas en nombre de tu religión, empieza contigo mismo.» ¿En que época estamos viviendo? Todos con el móvil de última generación, pero con una mentalidad pre-histórica que a los Homo sapiens les daría pena ajena.

Parece que la evolución del cerebro humano va decreciendo a medida de que inventamos máquinas más inteligentes. La verdad, solo nos hace falta un robot que nos limpie el culo, y eso que ya varios tienen de esos, o algo parecido.

Como animal racional, (porque me da vergüenza hacerme llamar «ser humano» con tanta barbarie que protagoniza nuestra raza día a día) me pregunto… ¿Dónde están los políticos que mandan sus tropas al otro extremo del planeta cuando se juegan algo tan importante como el petroleo? No ha sido suficiente la sangre que se ha derramado en los últimos meses por opinar, por escribir… Por dibujar.

Nos llenamos las bocas predicando la libertad de expresión, pero ¿qué estamos haciendo realmente para defenderla? ¿Qué podemos hacer, si defendiéndola parece que escribimos nuestra propia sentencia de muerte? O peor aún… la dibujamos.

Más de este autor

2015 que te como

El hashtag #2015quetecomo ha sido trending topic en España desde el 31 y me gusta el hambre que tienen todos de comerse el mundo, espero que en marzo sigan igual de hambrientos.

Opinión

Messi, te quedan cuatro

Lo escépticos se llenan la bocas diciendo que la mejor época de Messi quedo atrás, que ya se debería ir del Barça. Pura envidia.

Opinión

Más en El Subjetivo

Ricardo Calleja

Damas andantes en la Corte Suprema

«Asistimos estos días a una auténtica apoteosis civil, de las que tanto necesita una república atribulada. Hay un acuerdo universal sobre su inteligencia, su quijotesco sentido de la justicia, y su encantadora humanidad»

Opinión