Alfonso Donnay

Si San Tarsicio levantara la cabeza

No le preocuparía que en una de las esquinas de su calle, una mujer estuviera intentando ganarse unos euros, para dar de comer a sus hijos. San Tarsicio hubiera quitado ese cartel que echa las culpas a las putas de ensuciar las calles y hubiera mandado a los infiernos al chulo que vigila y que seguramente la maltratará si no consigue redondear una buena jornada de trabajo.

Opinión

Si San Tarsicio levantara la cabeza

No le preocuparía que en una de las esquinas de su calle, una mujer estuviera intentando ganarse unos euros, para dar de comer a sus hijos. San Tarsicio hubiera quitado ese cartel que echa las culpas a las putas de ensuciar las calles y hubiera mandado a los infiernos al chulo que vigila y que seguramente la maltratará si no consigue redondear una buena jornada de trabajo.

Sean españolas o extranjeras, lo cierto es que no hay dudas de que cada vez más mujeres se ven abocadas a ejercer la prostitución, para llegar a fin de mes. Nos lo dice Cáritas que es alguien de toda confianza y el ministro en funciones Montoro, no se atreverá a negarlo. ¡Faltaría más!

Y este, es otro de los logros de la política de recortes a la que estamos sometidos por la Europa neoliberal que nos gobierna. Por poner algunos ejemplos, no son suficientes los recortes en sanidad y educación, la precariedad en los salarios, los altos niveles de desempleo, la pobreza energética, la pobreza y desnutrición de tantísimos niños que viven en riesgo de exclusión social, los recortes en pensiones y la permisividad con la corrupción y el fraude.

Paradojas de la vida: Mientras algunos banqueros aseguran su futuro y el de sus 3 o 4 próximas generaciones con pensiones e indemnizaciones supermillonarias, mientras los políticos cuando dejan de serlo siguen ejerciendo sus influencias y se aseguran su pensión de jubilación sin haber cotizado 40 años, mientras la iglesia recibe miles de millones de euros sin merecérselo, mientras la tauromaquia recibe más de 500 millones en subvenciones al año por ser presuntamente cultura y no maltrato animal, mientras que el mundo del futbol deba cerca de 1000 millones a Hacienda y a la Seguridad Social, mientras algunos usuarios de tarjetas de empresa, las utilizan para comprar viagra en las farmacias de guardia, mientras todas estas cosa y algunas otras más pasan, hay mujeres que se ven obligadas a prostituirse para poder dar de comer a sus hijos.

En fin, si San Tarsicio levantara la cabeza, yo pienso que nos diría cuatro cosas, solo cuatro, pero bien dichas. ¡Que las tenemos merecidas!

Contexto

    Más de este autor

    ¡Bienvenido Siwar (Ongi etorri)!

    Aylan murió ahogado en una playa turca, Siwar sin embargo ha nacido en el campo de refugiados de Al Zaatari (Jordania), el segundo más grande del mundo. En sus destinos, nunca estaría escrito que todo esto iba a suceder.

    Opinión

    Una Europa al límite

    Lo que Europa tiene helados, son los sentimientos, para que nos vamos a engañar. Y es evidente que no solo las flores están confundidas, también lo estamos el resto de seres racionales.

    Opinión

    Más en El Subjetivo

    Aloma Rodríguez

    El sí de las niñas

    «Lo que deja entrever el texto del proyecto de ley es una concepción absolutamente puritana del sexo, una idea alejada de lo que debería ser la visión de las relaciones sexuales en el siglo XXI»

    Opinión

    Carlos Mayoral

    Opiniólogos

    «La democratización de la opinión que han traído consigo las redes sociales implica que todo personaje, sea público o no, sea futbolista o ingeniero, prometida o cuñado, vaya ligado al juicio que exhiba»

    Opinión