Jesus H. Cifuentes

Sueño americano

La riqueza, en los últimos 30 años, se acumula en manos privadas. Ahí tienen las verdaderas entradas y salidas por las que el capital nos da por detrás a casi toda la humanidad.

Opinión

Sueño americano

La riqueza, en los últimos 30 años, se acumula en manos privadas. Ahí tienen las verdaderas entradas y salidas por las que el capital nos da por detrás a casi toda la humanidad.

Son muchas las caras que ofrece “El sueño americano”. Digamos que en su génesis está la búsqueda de nuevos horizontes y oportunidades a la sombra de una Estatua de la Libertad que no siempre ofrece los brazos abiertos al recién llegado. Así es. La cinematográfica Estatua de la Libertad es en realidad la “acomodadora” que corta la entrada que has pagado para presenciar el espectáculo. Y el espectáculo lo conforma la masa humana que una vez oído el pistoletazo de salida, sale disparada en un “Sálvese quien pueda” corriendo a codazos por la senda del capitalismo voraz.

De esta guisa las autoridades de Nueva York respaldan la iniciativa de construir un edificio lujoso con entrada para ‘ricos’ y otra trasera para ‘pobres’ pese a la polémica en torno al asunto. Según informa el diario N.Y. Post, el Departamento de Preservación y Desarrollo de Vivienda de la ciudad ha aprobado la solicitud de la compañía Extell para la construcción de un edificio de 33 pisos en 40 Riverside Boulevard que contará con una puerta para los ‘ricos’ y otra, trasera, para los ‘pobres’ que tuvieron la suerte de comprar o alquilar un piso en un edificio tan lujoso, según el programa de viviendas económicas que preveía la existencia de apartamentos para pobres en todos los edificios residenciales, incluso en los de más alta clase.

En el libro “El capital en el siglo XXI” de Thomas Piketty se aportan datos sobre la acumulación de la riqueza en los últimos 30 años, que cada vez más se acumula en manos privadas. Ahí tienen las verdaderas entradas y salidas por las que el capital nos da por detrás a casi toda la humanidad.

Más de este autor

La resistencia

En esta maraña de locura en que la filosofía dominante es “Sálvese quien pueda” podemos presenciar ojipláticos cualquier tipo de barbaridad, y no pestañear ante las atrocidades más sangrantes del abuso de unos contra otros. La justicia universal es un artículo de lujo que brilla por su ausencia mientras la caja registradora siga cantando su canción, está claro.

Opinión

La cuidadora de Rajoy

Es cosa común ya en los noticieros encontrarnos con que han hallado el cuerpo de un anciano o anciana en su domicilio ya en estado de putrefacción, dado que tras su fallecimiento nadie ha acudido en su búsqueda para nada, hasta que el olor alerta al vecindario, que llama a la policía para ver qué es lo que ocurre.

Opinión

Más en El Subjetivo

Joaquín Jesús Sánchez

Atados en corto

«El poder es muy goloso, casi tanto como la sensación de seguridad. Aprovechar el justísimo cabreo del ciudadano con los descerebrados que salieron el otro día a compartir gérmenes para pedir suspensiones de derechos fundamentales es, reconózcanmelo, una barrabasada»

Opinión

Julia Escobar

Viajar es de pobres

«Desde que ingresamos en la UE y nos convertimos en el parque temático de Europa, en detrimento de nuestra industria, se ha convertido en uno de los pilares de nuestra subsistencia»

Opinión

Gregorio Luri

Asignaturas y disciplinas

«Se quiera o no se quiera aceptar, la misión de la escuela no consiste en llevar el mundo real a las aulas, sino en acelerar la adquisición de conocimientos del alumno en un ambiente artificial»

Opinión