Jordi Bernal

SuperSánchez

«En cualquier caso, ya que la gira por los Estados Unidos ha sido poco lucida, por lo menos el presidente se ha llevado unos cuantos piropos anónimos»

Opinión

SuperSánchez
Foto: Javier Lizón| EFE
Jordi Bernal

Jordi Bernal

Periodista a su pesar y merodeador de librerías y cines. Autor del libro de crónicas Viajando con ciutadans (Ed. Triacastela, 2015)

En su tournée americana, el presidente Sánchez ha demostrado su buen nivel de inglés y su percha de superhéroe. Por fin un presidente con una aceptable dominio del inglés. No está mal. Estábamos acostumbrados a una ristra de presidentes que iban por el mundo con unas pocas palabras apaches que se apañaban con un acompañamiento de sonrisas y las buenas maneras de los intérpretes. Por otra parte, los americanos han podido disfrutar de la apostura de nuestro Sánchez; tanto es así que algunos no han dudado en compararlo con Superman. Osadía y entusiasmo no faltan.

En cualquier caso, ya que la gira por los Estados Unidos ha sido poco lucida, por lo menos el presidente se ha llevado unos cuantos piropos anónimos. Entre las ocurrencias que soltó Sánchez destacó la de convertir España en algo así como en la sucursal de Hollywood en Europa. Un sueño desarrollista que suena a promesa de mediados del siglo pasado cuando Ava Gardner se bebía la noche madrileña.

Por lo demás, pocos nombres de relumbrón que llevarse a la agenda. El presidente no parece tener quien le escriba en sus salidas al exterior. Tiene suerte que en el interior la oposición parece ponerse de acuerdo para ponerle las cosas fáciles. La última la tenemos en Ceuta, donde el Partido Popular decidió abstenerse ante la iniciativa de declarar persona non grata a Santiago Abascal. Más allá del error estratégico del partido de Casado, es feo ponerse de perfil cuando se trata de declarar persona non grata a alguien. Es un título ciertamente desagradable. Puedes estar en desacuerdo con los planteamientos del partido de Abascal -como así es-, pero para eso está el combate democrático de las ideas, y no las pataletas de las censuras que lo único que consiguen es dar alas a los alicortos.

Más de este autor

Una mesa sin diálogo

«La cosa pinta a un paripé que tiene como objetivo seguir mareando la perdiz y asegurar la legislatura de Sánchez»

Opinión

Al final de la escapada

«La Diada de este fin de semana pinta a un final de la escapada en la que el tono reivindicativo no llegará a esconder una evidente fatiga y frustración de un movimiento que se creyó todo y no es más que una parte minoritaria de una región que vivió -qué duda cabe- días mejores»

Opinión

Más en El Subjetivo

Ricardo Dudda

Quema tu mascarilla

«Una regla de las políticas públicas es que una vez que algo está implantado es difícil dar marcha atrás. En España hemos seguido con diligencia las normas»

Opinión