Pilar Cernuda

Tiene razón Arrimadas

"Ciudadanos no acaba de superar el hachazo en votos que recibió en noviembre, debido a la equivocada estrategia política de Albert Rivera"

Opinión

Tiene razón Arrimadas
Foto: Manu Fernandez
Pilar Cernuda

Pilar Cernuda

Periodista, vivió la Transición desde el ruedo, no la barrera, y su escepticismo respecto a la clase política actual –con excepciones- es inconmensurable. Y se le nota.

Inés Arrimadas ha dado un paso de alto riesgo al aceptar la propuesta de Casado de formar listas conjuntas para las próximas elecciones de Cataluña y el País Vasco, y pedir la portavoz parlamentaria de Ciudadanos que se amplíe la propuesta para presentar listas conjuntas también en Galicia. Idea esta última que ha rechazado Núñez Feijóo, que gobierna en Galicia con una mayoría absoluta  que  tiene altas probabilidades de repetir  si vuelve a ser candidato, y que ha sido el único dirigente del PP que ha conseguido que en el parlamento de su región no haya un solo diputado de Ciudadanos ni de Vox.

Se comprende la posición de Feijóo, que se las apaña solo para gobernar y no le atrae nada la idea de dar entrada  en su círculo a partidos que no necesita excepto para crearle tensiones en el caso de que consiga seguir  siendo presidente. Pero se comprende también la posición de Arrimadas, presidenta in pectore de Cs si este paso no provoca que en la asamblea  que se celebra en marzo sea elegido presidente Francisco Igea, que dudaba porque el respaldo a Arrimadas es masivo, pero que está tentado de aprovechar las reticencias que ha provocado en un sector del partido la propuesta de compartir listas con el PP.

Se comprenden esas reticencias, a nadie le gusta perder señas de identidad y aliarse con quien ha sido su adversario hasta hace un cuarto de hora. Pero tiene razón Arrimadas cuando ve con buen ojo la propuesta de Pablo Casado, con el que habla con frecuencia –sobre todo por teléfono- y mantiene una buena relación personal y política.

Tiene razón porque Ciudadanos no acaba de superar el hachazo en votos que recibió en noviembre, debido a la equivocada estrategia política de Albert Rivera, indeciso entre virar hacia su derecha o hacia su izquierda, y que tuvo en su mano impedir un gobierno con Podemos e independentistas y sin embargo impuso su animadversión a Sánchez antes que dar priorizar a lo que era mejor para España. Arrimadas está haciendo todo lo posible para poner nuevamente a su partido en el mapa, pero con solo 10 diputados es difícil tener potencia de voz.

Ciudadanos ganó las últimas elecciones catalanas, pero repetir ese éxito es imposible por las políticas equivocadas de Rivera, y la única posibilidad de superar los 20 escaños –Cs tuvo 36 y PP 4- es con una lista conjunta, porque desde el 2017 el avance del independentismo ha sido espectacular, brutal, peligroso.  Precisamente porque es peligroso, Arrimadas recoge el guante que le ha tendido Casado.

Juntos, pueden dar problemas al independentismo; separados, Junts, ERC y sus adláteres se hacen los amos absolutos de Cataluña. Más de lo que ya son.

Más de este autor

Don Juan Carlos debe regresar

«Es el mejor servicio que  puede hacer a una España  ahora descuadernada por un gobierno de coalición que impone iniciativas que rozan la inconstitucionalidad o caen directamente en ella»

Opinión

Sí se puede

«Soñar es gratis, y visto lo visto en Estados Unidos, se abre la posibilidad de pensar que, una vez aprobados los presupuestos de la vergüenza, Sánchez se sienta suficientemente fuerte para deshacerse de un socio que no le aporta nada bueno»

Opinión

Más en El Subjetivo

Victoria Carvajal

De Wall Street al ‘Main Street’

«Para poder dar un verdadero vuelco al deterioro social y económico, Yellen necesita desbloquear cuanto antes el paquete de estímulo para reactivar la economía por valor de 900.000 millones de dólares, pero cuya aprobación que aún divide al Congreso»

Opinión

Jorge San Miguel

Mi vecino de abajo

«El rock progresivo es una cosa de tíos. De chicos blancos de la pequeña clase media suburbana de mediados del S. XX. Un mundo que se va, que se ha ido»

Opinión

Antonio García Maldonado

La madre de Obama

«Ella no llegó a verlo de presidente, ya que murió en 1995, pero no hay duda de que Obama jamás lo habría sido sin el concurso tenaz de una madre que –se intuye– tuvo algo de juguete roto de una época»

Opinión