José Carlos Rodríguez

Todos lo saben

Tres jueces han juzgado a los cinco miembros de “la manada”, acusados de una violación múltiple. Dos han resuelto condenarles por abuso sexual. El caso ha sido devorado por una verdadera manada de hienas, que han querido sacarlo de su ámbito natural, el de los juzgados, para convertirlo en un asunto puramente ideológico. No se trata de seis jóvenes en un portal durante los sanfermines, sino que ella representa a todas las mujeres y ellos a todos los hombres. La campaña tiene la altura intelectual habitual. Verbigracia, sus lemas “yo sí te creo” y “no es no”.

Opinión

Todos lo saben
Foto: Francisco Seco
José Carlos Rodríguez

José Carlos Rodríguez

Elegí vivir de contar lo que acaece. De todas las ideas sobre cómo debemos convivir, la libertad no me parece la peor.

Tres jueces han juzgado a los cinco miembros de ‘La manada’, acusados de una violación múltiple. Dos han resuelto condenarles por abuso sexual, y un tercero ha pedido su absolución, en un voto particular.

El caso ha sido devorado por una verdadera manada de hienas, que han querido sacarlo de su ámbito natural, el de los juzgados, para convertirlo en un asunto puramente ideológico. No se trata de seis jóvenes en un portal durante los sanfermines, sino que ella representa a todas las mujeres y ellos a todos los hombres. La campaña tiene la altura intelectual habitual. Verbigracia, sus lemas “yo sí te creo” y “no es no”. El primero es absurdo, porque la condena tiene como base exclusiva, junto con los vídeos, el testimonio de la joven. Y la segunda también, porque nunca dijo que no.

A esta campaña infame se ha sumado el ministro de Justicia, Rafael Catalá. Ha elevado su catadura moral al de tertuliano de La Sexta Noche, donde ya le arrearon un argumento ad hominem al juez discrepante. Él también se suma a la destrucción del juez diciendo que “todos en la carrera saben que tiene un problema singular” y que «el CGPJ debería haber actuado».

Lo dice él, que es ministro de Justicia. En lugar de defender a los jueces de los ataques que están sufriendo, se suma a la turba que quiere sustituir el sistema judicial por comités de salud pública. Este García Oliver venido a más gracias a la ludopatía ha dejado claro que no tiene ningún respeto por la independencia de los jueces. Y eso, gracias a él, todos lo saben.

Más de este autor

El matrimonio McCloskey

«BLM, un movimiento abiertamente racista, y cuyas intenciones no pasan por evitar las muertes de los negros en las calles, está teniendo éxito en paralizar a la Policía»

Opinión

Diez proposiciones sobre el racismo

«El racismo es la ideología que afirma que la raza es un elemento esencial de las personas, así como los movimientos políticos encaminados a promover políticas basadas en esas ideas»

Opinión

Más en El Subjetivo

Jaime G. Mora

Las transiciones del rey

«¿Será Juan Carlos el rey que lideró la transición de una dictadura a una democracia, el que la aseguró el 23-F, y al mismo tiempo el rey que facilitó la transición de una monarquía parlamentaria a una república?»

Opinión

Daniel Capó

Hijos de la ira

«Las estatuas nos juzgan con sus ojos. Nos miran y nos observan sin decir nada, calladas como una sombra que pesa sobre nuestras conciencias»

Opinión