The objective

El Subjetivo

Opiniones libres de algoritmos

Opiniones libres de algoritmos

Todos tienen su foto

Foto: ALBERT GEA | Reuters

En el Gobierno de Pedro Sánchez todos están contentos. El Consejo de Ministros celebrado este viernes en Cataluña culmina una semana marcada por el deshielo entre el Ejecutivo y la Generalitat. Se habla de concesiones, medidas cargadas de simbolismo o del restablecimiento del bloque que llevó a Sánchez a La Moncloa. El Ejecutivo ha concedido 113 millones para infraestructuras en Cataluña y el presidente del Gobierno ya tiene la ‘foto del diálogo’ que amenizará las cenas navideñas.

La audacia de Sánchez para dialogar al filo del marco normativo puede tener su recompensa con la aprobación de los Presupuestos, su salvaguarda. Fuentes del Ejecutivo reconocen que en su propuesta de comunicado pactado con la Generalitat había una mención expresa a la Constitución y a las leyes, algo que rechazaron los de Torra. “Seguridad jurídica” fue el cambio acordado y aquí se centraron las miradas. Mientras el Partido Popular y Ciudadanos califican este hecho como “una rendición más del Estado a los independentistas”, los socialistas hablan de “forma eufemística para obtener acuerdos” remitiéndoles al artículo 9.3 de la Constitución.

El Ejecutivo vende este encuentro como “algo positivo” que viene a reforzar el autogobierno de Cataluña. “El Gobierno defiende la España de las autonomías”, dijo la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá. Unas declaraciones que algunos populares interpretan como un referéndum pactado. “Nosotros ya avisamos que no caben reformas constitucionales subrepticias”, señala un diputado del PP.

Para Torra la foto con Sánchez también ha sido satisfactoria. A Sánchez rogando y con los CDR dando podría ser el nuevo refrán. Aunque de cara a los medios expongan que nada es suficiente, fuentes de la Generalitat reconocen en privado que “son pequeños pasos. Pedimos a Sánchez que no lleve un conflicto político por la vía judicial”. Por supuesto, no olvidan a los que denominan como “presos políticos” y a los “exiliados”. En este aspecto y sin desvelar si Torra mencionó este asunto a Sánchez, aseguran que el Gobierno les da largas insistiendo en que “el Poder Judicial es independiente” y que el Ejecutivo no puede influir en la Justicia. Sin embargo, sostienen que antes de hablar de Presupuestos quieren ver “hechos”. La misma palabra que utilizó el Ejecutivo de Sánchez hacia la Generalitat para seguir moviendo ficha.

En enero tendrá lugar la siguiente reunión a la que asistirán el vicepresidente económico Pere Aragonès y la portavoz Elsa Artadi, por la Generalitat, y la vicepresidenta Carmen Calvo y el ministro que designe el Gobierno, del otro lado. Por lo pronto, Sánchez se comerá el turrón con el libro ‘Barcelones’ de Manuel Vázquez Montalbán que la alcaldesa Ada Colau le regaló en una reunión, acordada la noche anterior, aprovechando su visita a la Ciudad Condal.

Más de este autor

Sin luz ni taquígrafos

"En el equipo negociador del PSOE se muestran más pragmáticos asumiendo que estas primeras reuniones sirven para conocer unas propuestas de máximos”

Legislaturas cortas, apoyos efímeros

"En unos tiempos donde los sentimientos priman sobre el razonamiento, no cabe más que esperar, como espectadores, a la imprevisibilidad de las formaciones independentistas para conocer si hacen de la necesidad virtud"

Más en El Subjetivo