Víctor de la Serna

¿Un bloqueo insuperable?

«Es fundamental que PP, Vox, Ciudadanos y quizá los partidos regionalistas más cabales reconozcan la urgencia del momento y no permitan derivas hacia esa violencia»

Opinión Actualizado:

¿Un bloqueo insuperable?
Foto: Oscar del Pozo| AFP
Víctor de la Serna

Víctor de la Serna

Periodista generalista a la antigua usanza, ha acabado especializándose en comunicación, cocina, vinos, baloncesto y las calles de Madrid.

La aritmética parlamentaria se convierte en un quebradero de cabeza quizá insuperable cuando se pretende, a mitad de legislatura, asegurar posiciones de cara a unas elecciones aún lejanas, o forzar un adelanto electoral. Hay en la derecha española una obsesión con la primogenitura, con quién tiene derecho a encabezar un futuro Gobierno, y el Partido Popular parece más obsesionado con sus derechos históricos –ahora que el término está de moda- y también con las sospechas legítimas sobre las convicciones democráticas de Vox, que con la amenaza inminente, inmediata, ya presente, a la integridad política y la viabilidad económica de España.

Este país está, con la pandemia peor resuelta que en cualquier otro lugar de Europa, al borde del estallido final. Y una alianza seria, con compromisos mutuos y con el sistema constitucional, de las fuerzas ajenas al marxismo y al separatismo, debería ser el primer paso para evitar ese colapso. Pero el bloqueo, el no ceder ante el posible aliado y también competidor, está atenazando el proceso político y marcando el dramático momento histórico.

No es más noble ni coherente la postura de Vox que la del PP en esta tesitura: ambos están contribuyendo al bloqueo y dando alas a la liquidación de la Constitución y del sistema político de parlamentarismo liberal que a todas luces se persigue desde el extremismo y desde un Partido Socialista cada día más irreconocible, o quizá más parecido al de 1934.

Hasta ahora, el proceso destructivo no ha incluido el elemento que más se puede temer: la aparición de casos generalizados de violencia. Es fundamental que PP, Vox, Ciudadanos y quizá los partidos regionalistas más cabales reconozcan la urgencia del momento y no permitan derivas hacia esa violencia. Hay que buscar una salida legal, constitucional, parlamentaria y ofrecer a la ciudadanía la promesa de una fuerza civil y civilizada, un ‘Más España’ prometedor de cara al próximo futuro, antes de que el deterioro llegue mucho más allá.

Con una recesión grave ya en marcha y más de 50.000 muertos por la pandemia, ¿cómo es posible que no se haya avanzado ya hacia esa unión?

Más de este autor

El mal menor es el bien mayor

«Biden es un señor mayor, ex vicepresidente, sin enormes talentos políticos ni planes novedosos, pero a estas alturas el mal menor, si se trata de una persona digna, se convierte en el bien mayor»

Opinión

Gracias, severos europeos

«La Unión Europea está toda ella luchando contra las dos enfermedades, la de salud y la económica, y se encuentra imbuida del carácter menos dadivoso de su historia»

Opinión

Más en El Subjetivo

José García Domínguez

Madrid isn’t Spain anymore

«In Madrid, just as in London or Paris, Prague or Vienna, and also in Lisbon, there is beginning to occur something that cannot be recalled in Europe since the fall of the Roman Empire, to wit: the most humble strata of the population are leaving the city again»

Opinión

Jorge Freire

La pasión del incógnito

«En una época dominada por el deseo de diferenciarse, nada hay más más noble que aspirar a una honrosa generosidad. ¿No decía Balzac que la pasión del incógnito era un placer de príncipes?»

Opinión