Javier Capitan

Una obra póstuma de Berlanga

“¿Os creías que iba a dar marcha atrás, eh? Pues os vais a enterar, porque voy a hacer mi consulta. ¡Toma! ¡Toma! A ver con qué cara os quedáis ahora”. Esta es mi traducción libre al castellano de inicio del discurso del President.

Opinión

Una obra póstuma de Berlanga

“¿Os creías que iba a dar marcha atrás, eh? Pues os vais a enterar, porque voy a hacer mi consulta. ¡Toma! ¡Toma! A ver con qué cara os quedáis ahora”. Esta es mi traducción libre al castellano de inicio del discurso del President.

No soy un tipo envidioso, pero debo reconocer que, en ocasiones, es casi imposible no dejarse llevar por ese sentimiento. Así que debo reconocer que he sentido envidia de Artur Mas, porque el sketch que ha protagonizado para comunicar que habrá “consulta a lo Artur” ha sido memorable, un guión que hubiéramos deseado escribir e interpretar cualquiera que, como yo, se ha dedicado al humor político.

“¿Os creías que iba a dar marcha atrás, eh? Pues os vais a enterar, porque voy a hacer mi consulta. ¡Toma! ¡Toma! A ver con qué cara os quedáis ahora”. Esta es mi traducción libre al castellano de inicio del discurso del President. Reconozco que no es literal, pero no me cabe la menor duda de que está mucho más cerca de la intención que destilaban las palabras del Sr. Mas que la traducción oficial. “Venga, Junqueras, ¿no querías consulta? Pues ahí la tienes”. “Y tú, Rajoy, qué, ¿qué vas a hacer ahora para pararla?”. Frases de este estilo cerrarían de forma redonda su intervención, eso sí, después de haber dejado bien claro a quienes participen en la pantomima, que se trata de eso, de una comedia para simular una consulta, que salga lo que salga no servirá para nada.

Hay papeletas, urnas, locales de la Generalitat para que se vote (“así no dependemos de nadie, hilo fino, ¿eh?”) y Mas espera que 20.000 voluntarios para hacer de extras en la función. ¿Censo? ¿Ha dicho algo del censo? Yo no le he oído, al fin y al cabo es una nimiedad. Así que estoy por ir a votar a ver si me dejan. Y en más de un sitio, que, si te organizas bien el día, puedes “revotar” varias veces. Total, para lo que va a servir la consulta, que más da. Vamos, que todo esto parece una obra póstuma de Berlanga.

Por mucho que suene a esperpento, esta es la realidad de este President de la Generalitat, que, como única salida a su fracaso, propone unas elecciones con una candidatura única de los independentistas. Apoyado en el “Homsbro” en que llora sus penas, es la única forma que se le ocurre de enmascarar el batacazo. Demasiado obvio, pero en una peli de Berlanga…

 Lo malo de los procesos catarrales, más allá de la tos, el moqueo, el carraspeo y el malestar general, es que «Dícese de la situación coral aparentemente caótica o esperpéntica donde los caracteres muestran o ponen en evidencia su monstruosidad sin categoría moral pero de una forma vitalista».

Más de este autor

Pilotos en huelga

No todas las huelgas cuentan con el mismo respaldo social. Muy probablemente, la de los pilotos de Lufthansa sea de esas que cuentan con un escaso apoyo de la población.

Opinión

Presunto sentido común

Ni soy médico ni experto en epidemiología, lo cual me sitúa en un plano parecido al de la Ministra de Sanidad. De tal forma que mi acercamiento a lo que sucede con el ébola lo hago desde mi presunto sentido común, si es que lo tengo.

Opinión

Más en El Subjetivo