Ricardo Dudda

Una oferta que deberás rechazar

"No es una negociación al uso. Da la sensación de que la verdadera negociación no es entre los dos partidos sino que se produce dentro del PSOE"

Opinión Actualizado:

Una oferta que deberás rechazar
Foto: PSOE
Ricardo Dudda

Ricardo Dudda

Periodista y miembro de la redacción de Letras Libres, columnista en El País y autor de "La verdad de la tribu". La corrección política y sus enemigos.

El PSOE y ERC negocian desde hace unas semanas la formación de un nuevo gobierno. No es una negociación al uso. Da la sensación de que la verdadera negociación no es entre los dos partidos sino que se produce dentro del PSOE. Los socialistas han de negociar consigo mismos sobre si aceptar el maximalismo de ERC, que se ha venido arriba tras la decisión del TJUE sobre la inmunidad de Junqueras. Esquerra no quiere ceder un ápice, ahora que está arriba en las encuestas y puede anular a su principal adversario, JxCAT.

Si finalmente el presidente Quim Torra es inhabilitado, es posible que la Generalitat la presida el vicepresidente del govern, Pere Aragonés, de ERC. ERC no pierde casi nada y gana mucho negociando desde el dogmatismo: el partido sigue exigiendo abiertamente la autodeterminación de Cataluña y la liberación de los presos. En el PSOE sostienen que es normal que pida un referéndum y la independencia (al fin y al cabo, dicen, está en su programa electoral). Más que negociando consigo mismo, el PSOE está intentando justificarse ante la opinión pública.

Los partidos políticos españoles han negociado siempre con el nacionalismo catalán de manera reactiva. El presidente de la Generalitat visita Madrid como si se tratara de una expedición exótica y ofrece objetos brillantes al líder del Estado. El gobierno suele rechazar la propuesta de diversas maneras: o lo hace de manera explícita, como Rajoy cuando se negó al pacto fiscal de Artur Mas en 2012, o hace malabarismos para mostrar que se trataba de un encuentro amistoso y que es positivo que los políticos hablen entre ellos, como hizo Pedro Sánchez cuando se reunió con Quim Torra en julio de 2019.

Pero el gobierno, en general, siempre dice no porque no le queda otra. No existen negociaciones sino que se repite un patrón unilateral: esto es lo que te ofrezco y si no te gusta tú verás. O como le dijo Mas a Rajoy en 2012: “o aceptas [el pacto fiscal] o te atienes a las consecuencias”.

Más de este autor

Para cuando vuelva el procés

«Para cuando vuelva el procés, habrá que insistir en lo de siempre. Hay tres cuestiones centrales en el catalanismo que lo son también del independentismo, y que han protagonizado la actualidad en los últimos meses: la lengua, el Estatut y las infraestructuras.»

Opinión

Cancelar el debate sobre la cancelación

«¿Está bien, es moral, es aceptable que en una democracia liberal una persona que tuitea una opinión polémica sea despedido de su empleo solo porque lo ha pedido una turba?»

Opinión

Más en El Subjetivo

Víctor de la Serna

De aquella bronca a una buena colaboración

«En cierto modo Kamala Harris es una versión femenina de Barack Obama: familia burguesa de alto nivel cultural, su negritud es relativa ya que es hija de profesores universitarios extranjeros, india y negro, sin antecedentes dentro de la población descendiente de los esclavos»

Opinión

Paco Reyero

Kamala Harris, el origen y mucho más

«En la política (y probablemente más en la política norteamericana) todo es pasajero: recuérdese el rechazo de George Bush padre a Ronald Reagan, del que luego fue fiel vicepresidente dos mandatos y sucesor presidencial»

Opinión

Ferran Caballero

Que gane el campeón

«Lo que celebra Nike, lo que celebra el progresismo, ya no es el progreso sino el presente, con todas y cada una de sus contradicciones y por muy terribles e injustas que puedan ser»

Opinión

Lea Vélez

La fama alcanzable

«La fama es un tema enorme, un asunto extraño, una frontera narrativa. No se ven igual las cosas desde aquel lado de la fama, desde el mundo del famoso»

Opinión