The objective

El Subjetivo

Opiniones libres de algoritmos

Opiniones libres de algoritmos

Una promesa eterna

Es increíble que en un lugar recóndito de la India haya un hombre que día tras día trabaja sin cesar para cumplir con la promesa que le hizo a su difunta mujer. Hace ya tres años que murió...

Existen varios tipos de amor: está el 'amor platónico' con el que te enamoras locamente de la fachada de una persona; también está el 'amor temporal', en el que amas temporalmente a alguien hasta que te dejan de gustar sus virtudes y defectos; y el 'amor verdadero', en el que pase lo que pase amarás a la otra persona hasta el final de los tiempos.

Ese es el caso de Faizul Hasan Quadri, un hombre de 78 años que prometió a su mujer, Tajammuli, que si ella moría antes que él le construiría un templo para que descansara eternamente. De esta forma “todos la recordarán”.

Es increíble que en un lugar recóndito de la India haya un hombre que día tras día trabaja sin cesar para cumplir con la promesa que le hizo a su difunta mujer. Hace ya tres años que murió, pero Quadri no va a descansar hasta ver como el amor de su vida descansa bajo el templo prometido.

??El hombre le garantizó a su difunta mujer que construiría una réplica del Taj Mahal, en menores dimensiones, para que ambos descansaran tras la muerte. Al no tener descendencia el hombre ha vendido varias tierras y las joyas de su mujer para poder continuar con la construcción de su hogar eterno. A pesar de haber recibido muchas ayudas, Quadri se niega a aceptarlas. Quiere construirlo él, con sus manos y su dinero. Era su promesa y la cumplirá aunque sea lo último que haga en esta vida.??

Es alucinante lo que somos capaces de hacer por amor. Cuando un amor es de verdad, cuando tu vida es insignificante al lado de la de la persona a la que amas, te das cuenta de que el amor es lo más sorprendente y maravilloso del mundo. Te llena los días. Por eso, este hombre, casi octogenario, acude día tras día a cumplir su promesa eterna.

Más de este autor

Yerno o suegro

Los Chiíes, representantes de aproximadamente el 10% de los fieles del profeta, creen que su sucesor es Ali, yerno del profeta.

Más en El Subjetivo